La ansiedad vista desde la Medicina China

La ansiedad es un estado de alteración psicológica que somatiza angustia y nerviosismo en el paciente. Puede estar provocada por emociones tan diversas como el deseo, la insatisfacción, el miedo, la inseguridad, la depresión, la tristeza o la represión entre otras.

 

Según la Medicina China, un exceso de cualquiera de estas emociones puede alterar y bloquear el correcto funcionamiento de la circulación energética de los órganos internos provocando la enfermedad. Dichas enfermedades pueden ser clasificadas y tratadas según sus sintomatologías, y aunque los tratamientos son eficaces, y mitigan la mayoría de los síntomas indeseables del paciente, ¿Estamos realmente tratando la ansiedad por su origen o simplemente sus síntomas?

Adentrándonos en los posibles orígenes de la ansiedad, nos encontramos con nuestros deseos más profundos, las verdades inconfesables, el vacío espiritual, la insatisfacción y la ambición, la frustración y el miedo…

Según la doctrina del Budismo, el deseo es la causa de todos los sufrimientos, ¿sería el deseo el origen de la ansiedad? Saber desprenderse de lo material y de arraigos emocionales, sin duda nos ayudaría a vivir con más sosiego, pero ¿Cómo podemos vivir en una sociedad donde impera la competitividad y el consumismo? ¿Dónde está el equilibrio entre lo material y lo espiritual?

En ocasiones el materialismo nos hace perder valores, y nos llena de insatisfacción y de deseos materiales, anula nuestra empatía hacía el prójimo y anula la presencia de nuestro ser más profundo, obstruyendo el despertar de nuestro “yo espiritual”, del auténtico significado de la vida existencial, de nuestro poder creativo constante y de nuestra inteligencia emocional.

En la filosofía china, el Taoísmo es el más destacado de los pensamientos. En él se nos enseña a aceptar las cosas tal como son, a saber estar en el centro de todas ellas y no en los extremos. Para dicha filosofía, el bien hace que nazca el mal, lo bello hace que aparezca la fealdad. Elegir el bien y lo bello, nos sitúa en un extremo, (aunque sea el de lo “bueno”), nos convierte en extremistas, nos hace perder el equilibrio de la realidad, y convierte nuestra subjetividad en regla para vivir: sufrimos cuando estamos “mal” y nos auto inculpamos de no conseguir el “bien”.

Tendemos a compararnos con cualquier cosa, en cualquier situación, y con cualquier persona, sentimos inferioridad e insatisfacción cuando pensamos que no estamos a la altura comparada, vivimos deseando o ansiando un mañana mejor, y todo esto, requiere mucha competitividad y esfuerzo físico, que a largo plazo, causa fatiga mental, estrés, e inevitablemente inseguridad y ansiedad.

Estos desequilibrios emocionales causantes de ansiedad, tienen un efecto negativo en nuestro organismo, y los órganos más afectados según la MTC son el corazón, el hígado, y el riñón.

 

Sintomatologías y Tratamientos de la Ansiedad según la MTC

  1. En el Corazón es donde reside el Shen (la psique). La emoción que le corresponde es la alegría, es un elemento de fuego y de mucha actividad, que controla la sangre y es punto de unión de los vasos sanguíneos. Su orificio exterior es la lengua. Sus principales funciones son controlar la sangre, las arterias, la sudoración, el habla y la psique. Si la ansiedad afecta al corazón, puede provocar taquicardias, agitación, exceso de sudoración, afasias temporales, y si altera su emoción, provoca infelicidad.

Tratamiento con acupuntura: PC6, RM 17, B6, DU20, R7. Puntos extras, Los 4 dioses.

Tratamiento con Auriculoterapia: corazón, senmen, subcortex, simpático.

 

  1. El Hígado alberga el alma. La emoción que le corresponde es la ira. Tiene la función de almacenar sangre, es un elemento de madera, controla el movimiento, la ascensión energética, los tendones, las lágrimas y las evacuaciones. Sus orificios exteriores son los ojos y su meridiano energético circula y rodea la parte genital. Si es afectado por la ansiedad, puede bloquear su energía provocando síntomas como irritabilidad, lagrimeo o sequedad en los ojos, alteraciones funcionales del aparato reproductor como la inapetencia sexual, impotencia, eyaculación precoz, dismenorreas y amenorreas. También puede provocar alteraciones del sistema digestivo, hinchazón abdominal, diarrea o estreñimiento, mareos y vértigos. Si afecta su almacén de sangre, afectará también el suministro de sangre al corazón, causando SD de insuficiencia de sangre de ambos órganos, provocando síntomas como miedo, intranquilidad, sueño con múltiples ensueños o alucinaciones.

Tratamientos con acupuntura: H3, Du20, Du26, R6, B6, Vg18, Ren6, VB20, E36.

Tratamientos con auriculoterapia: Shen men, hígado, bazo, estómago, genital.

 

  1. Los Riñones conservan las esencias hereditarias, el “Jing”, (definimos como la esencia de la vida al control de la reproducción, el crecimiento y el sistema metabólico de los líquidos corporales). Su elemento es el agua, controla la médula, los huesos y la salivación. Su energía esencial se refleja en el cabello y en los dientes. Sus orificios exteriores son el orificio del aparato reproductor, el ano y las orejas. También se ocupa de la recepción de Qi inspirado por el pulmón. Su emoción es el pánico. Si es afectado por la ansiedad, puede presentar síntomas de pánico, aturdimiento del psiquismo, incontinencias urinarias y fecales, esterilidad. Si la recepción de Qi de pulmón es alterada, puede provocar asma bronquial, fatiga y problemas dermatológicos.

Tratamientos con acupuntura: Vj23, Vj52, Du26, Du20, Rem17, Rem4, E36, R3.

Tratamientos con auriculoterapia: Riñón, vejiga, senmen, pulmón.

 

Las propias disfunciones de los órganos internos de origen metabólico o alteraciones físicas, pueden alterar y afectar recíprocamente al estado emocional causando la ansiedad, como el SD de menopausia, dolores físicas mecánicas, secuelas de traumatismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir Whatsapp
Hola! Contacta con nosotros y da el primer paso para sentirte mejor