Ba Duan Jin: 8 joyas para 8 bienes

.

Ba Duan Jin se traduce como Las Ocho Piezas del Brocado, lo que se entiende como que la práctica de estos ocho ejercicios es capaz de hacer del cuerpo algo tan maravilloso como el bordado más fino de oro; también se conoce como Las Ocho Joyas porque reporta muchos beneficios a los practicantes.

Hay muchas variaciones de los ocho ejercicios, las posiciones de las piernas, el orden en que se realizan… Si comprendemos su intención entenderemos cualquiera de sus variantes y su ejecución será efectiva. La práctica del Ba Duan Jin requiere relajación, suavidad y cierta perfección. La respiración debe ser ligera y acompañar a los movimientos. Según nuestro nivel u objetivos acentuaremos unos u otros aspectos en su práctica: gimnástica, visualización, respiración, etc…

Es muy importante la constancia, de ella dependerá el nivel de perfección que se vaya alcanzando y por tanto, los beneficios que reportará a nuestra salud. Adicionalmente, es recomendable que se realice al aire libre, en un ambiente tranquilo y limpio, en contacto con la naturaleza.

Suele repetirse cada ejercicio 6 veces, excepto el último que se repite 7,  siendo éste uno de los aspectos de variación entre autores, aunque la opinión mayoritaria es hacerlos siempre en un número que sea múltiplo de 3.

Posición inicial: De pie, muy relajado, con los pies un poco separados (misma anchura que los hombros) y las manos descansando una encima de la otra, a unos 3 dedos por debajo del ombligo (Dantian).
Respiraremos abdominalmente, notando como el vientre empuja las manos suavemente al inspirar y como se hunden al espirar, hasta que la mente se tranquilice.

Partiendo de esta posición inicial, a continuación separaremos un poco las manos del cuerpo, colocándolas a ambos lados del ombligo, como si sostuviésemos una gran esfera de energía entre ellas. Desde esta posición comenzaremos la realización de los ejercicios.

Ejercicios:

  1. Sostener el cielo con las manos: armoniza el San Jiao o Triple Recalentador.
  2. Abrir el arco a izquierda y derecha para dispararle al halcón: beneficia los meridianos de Pulmón e Intestino Grueso y tonifica el Qi de Riñón.
  3. Separar cielo y tierra: mejora los meridianos Bazo – Páncreas y  Estómago.
  4. Mirar hacia atrás para evitar consumirse: masajea el meridiano de Intestino Grueso, el del Riñón en su aspecto yang (Ming Men) y el Dae Mai (Vaso de la Cintura).
  5. Balancearse para liberar el fuego del corazón: quita el exceso de calor del meridiano de Corazón, disminuyendo el yang y nutriendo el yin.
  6. Agarrarse los pies: mejora los meridianos de Riñón y Vejiga, al igual que el Ming Men.
  7. Juego de puños con ojos brillantes: hace que el exceso de fuego del meridiano de Hígado salga a través de la mirada, beneficiando el Qi de Hígado.
  8. Elevar los talones: distribuye el Qi por todo el cuerpo.
Final: Volver a la posición inicial, con lo que se favorecerá que el Qi sobrante descienda y se acumule en elDantian, evitando que se produzcan excesos o bloqueos en la parte superior del cuerpo.

(Es bueno aclarar que cuando nos referimos a un meridiano, no estamos hablando del órgano en sí, sino de una función energética que, incluyéndolo, va mucho más allá en sus funciones).

Beneficios para la salud:

    1. Reduce los niveles de estrés y ansiedad, equilibrando nuestro mundo emocional.

  1. Mejora el equilibrio y la flexibilidad.
  2. Mejora el flujo energético y circulatorio.
  3. Mejora la función cardiovascular.
  4. Armoniza la tensión arterial.
  5. Incrementa la capacidad respiratoria.
  6. Mejora la concentración.
  7. Mantiene la salud de nuestros órganos internos. 

Siendo el Ba Duan Jin práctica habitual para iniciarse en el Qi Gong, muchos expertos siguen considerándolo el mejor por sus múltiples beneficios.

Por los Prof. Hélade Sotomayor y Manuel Ures.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *