Tratamiento del síndrome moderado de apnea obstructiva del sueño con acupuntura

La opción terapéutica no quirúrgica de tratamiento del síndrome de la apnea del sueño consiste en la utilización de una mascarilla de presión positiva continua (CPAP). Aunque los estudios demuestran una efectividad suficiente para esta opción sintomática de tratamiento, a menudo el cumplimiento terapéutico de los pacientes deja que desear. Algunos pacientes desarrollan una angustia claustrofóbica o viajan con frecuencia, de forma que un 30% de los pacientes aproximadamente rechaza esta forma de tratamiento. A veces el equipo se utiliza también de forma inadecuada o incorrecta. Las causas de la aparición de un síndrome de apnea del sueño pueden residir en un desequilibrio entre la activación y la inhibición simpática en la región de los músculos faríngeos. Por ello, teóricamente, la acupuntura y su influencia en el sistema serotoninérgico pueden tener un efecto terapéutico en este cuadro patológico. El presente estudio brasileño, realizado en el período entre enero de 2002 y agosto de 2004, se ha ocupado de la cuestión de si los síndromes moderados de apnea del sueño pueden tratarse adecuadamente con acupuntura. Se incluyeron 36 pacientes que se asignaron aleatoriamente a 3 grupos. El primer grupo recibió acupuntura verdadera, el segundo acupuntura simulada y el tercero no recibió tratamiento alguno. La subdivisión inicial en grupos de 12 pacientes cada uno se modificó más tarde por exclusión o abandono de 10 pacientes, quedando hasta el final del estudio 10 pacientes en el grupo de acupuntura verdadera, 7 en el de acupuntura simulada y 9 en el grupo de referencia. Se valoraron, entre otros, los cambios experimentados en el índice de apnea e hipopnea, en la calidad del sueño y en los problemas respiratorios. En el grupo de la acupuntura verdadera estos parámetros medidos somnográficamente mejoraron significativamente, en el de acupuntura simulada no se apreciaron diferencias y en el grupo de referencia se produjo incluso un empeoramiento, sobre todo de la respiración. Hay que resaltar el hecho de que en el grupo de acupuntura verdadera, el índice de apnea descendió hasta casi 0 en el 78% de los pacientes, lo que no se observó en el grupo de acupuntura simulada ni en el de referencia. En lo concerniente al cansancio diurno, a la vitalidad y a la capacidad de concentración también se produjo una mejoría significativa en el grupo de la acupuntura verdadera. Estos parámetros generales se recogieron mediante la escala de Epworth y el cuestionario SF-36. En el índice de masa corporal y el perímetro de cintura y cuello no se hallaron diferencias significativas antes y después del tratamiento de acupuntura. Los puntos de acupuntura utilizados se mantuvieron sin cambios en todos los pacientes a lo largo de las 10 semanas de duración total del estudio. En el grupo de acupuntura verdadera se estimularon los siguientes puntos: Du 20, IG 4, IG 20, Ren 23, MC 6, P 7, E 36, E 40, B 6 y R 6. Se intentó obtener en todos los pacientes la sensación De Qi. A continuación se dejaron las agujas colocadas 30 min.

La acupuntura simulada se llevó a cabo con el mismo número de agujas, cada una de ellas a aproximadamente 1 cun de distancia de los puntos de acupuntura, en una localización que no estuviera situada sobre un meridiano.

Sinopsis

Ya se ha debatido reiteradamente acerca de la posibilidad de realización de estudios en acupuntura controlados con placebo, y la comparación con la acupuntura simulada (aplicada en puntos no acupunturales) parece perfectamente lícita. Como posible crítica se podría alegar que sólo se trató con acupuntura a 10 pacientes en el grupo de acupuntura verdadera. Si bien el reducido número de casos permite ser nuevamente relativizado por el resultado estadísticamente significativo encontrado en la mitad de todos los parámetros medidos, en comparación con el grupo de acupuntura simulada y con el grupo de referencia. En cuanto a la selección de puntos, se podría apuntar que no se ha realizado un diagnóstico individualizado según la MTC. A pesar de ello, este estudio demuestra que la acupuntura en comparación con el placebo constituye un buen método terapéutico para el tratamiento del síndrome moderado de la apnea del sueño.

M. Bijak michaela.bijak@wienkav.at

Fuente: http://www.elsevier.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *