¿Que es la Auriculomedicina?

Es un método médico descubierto por un médico francés en 1951, el Dr. PAUL F. M. NOGIER y que se ha confundido con Acupuntura de la oreja, ya que aunque se descubrió en Francia, se difundió en el mundo a través de China y de la mano de los acupuntores. Consta de dos niveles: A) AURICULO-MEDICINA NEUROFISIOLOGICA O AURICULOTERAPIA .- Es la descubierta en 1951 y que no tiene interés para la diagnosis RADIÓNICA, y que consiste en un método reflexoterápico que sirve para tratar los dolores y trastornos funcionales del organismo mediante la estimulación de una serie de puntos en las orejas, que tienen acción a distancia en diversas zonas del organismo, merced a las privilegiadas conexiones que tienen con el Sistema Nervioso Central. Al hacerse, la mayoría de las veces, la estimulación mediante la inserción de agujas de acupuntura, es por lo que se cree que es acupuntura de las orejas, pero es mucho más, siendo sus bases neurofisiológicas y embriológicas, distintas a las de la Acupuntura.

B) AURICULO-MEDICINA ENERGÉTICA.- Descubierta también por el propio Dr. NOGIER en 1966, al fijarse, de forma casual, en un fenómeno que se producía al tomar el pulso a los pacientes, cuando acercaba o separaba la mano, con la que no estaba percibiéndole, a la oreja de ellos. Cuando le ocurrió este hecho al Dr. NOGIER, estaba a punto de abandonar las investigaciones sobre la AURÍCULO-MEDICINA NEUROFISIOLÓGICA, porque le parecía que ya no le daba más de sí, dedicándose a investigar la pulsología china, ya que era también conocedor de la Acupuntura. El fenómeno que percibía el Dr. NOGIER, según el mismo refiere, consiste en una modificación en el pulso que se repetía en todos los enfermos cuando les tocaba la oreja y que desaparecía cuando se la dejaba de tocar. Este hecho, que hubiera pasado desapercibido para cualquiera, le llamó tanto la atención que decidió investigarlo a fondo. Había descubierto el V.A.S. y gracias a él la AURÍCULO-MEDICINA ENERGÉTICA. La AURÍCULO-MEDICINA es un curioso método que utiliza el organismo para el diagnóstico de las enfermedades de modo parecido a como nosotros utilizamos un ordenador actual, y así es, porque el ordenador que utiliza esta técnica es el CEREBRO HUMANO, el más complejo y perfecto ordenador conocido por nuestra raza. De este modo, y para su mejor entendimiento, comparándolo a un ordenador personal (P. C.). PERSONAL COMPUTER AURÍCULO-MEDICINA =========================================================
TECLADO ——————————————– PIEL – OREJAS UNIDADES DE DISCO ————————— FILTROS – TESTS MONITOR – IMPRESORA ———————– V. A. S. C.P.U. ————————————————- CEREBRO PROGRAMAS ————————————– CONTENIDO DE LOS FILTROS A la vista de este esquema puede comprenderse perfectamente lo extraordinario del descubrimiento del Dr. NOGIER, pues se ve que la AURÍCULO-MEDICINA utiliza la piel no solo de la oreja sino de todo el organismo, que está plagada de miles de millones de células nerviosas receptoras de todo tipo de sensaciones, unas conocidas por la neurofisiología y otras por conocer, que están enviando constantemente informaciones al Sistema Nervioso Central y particularmente al cerebro, y no solo por los circuitos nerviosos conocidos sino también a través del campo electromagnético y bioplasmático del propio ser humano, en forma de impulsos codificados en frecuencias, que se pueden medir gracias a los métodos de que dispone esta ciencia médica. Podría considerarse a la piel como el teclado de este gran ordenador y a la oreja como las teclas de función y control del mismo. Sin embargo para que un ordenador funcione, se debe programar, lo que se hace mediante la introducción de los programas que están recogidos en un disquete o disco duro. La AURÍCULO-MEDICINA, dispone de una serie de instrumentos que son los filtros, las lámparas de torre, generadores de frecuencias, y otros tipos de tests que son análogos a los disquetes y disco duro del P.C., y que constituyen los soportes de información que nos permiten preguntar a nuestro cerebro lo que deseemos, mediante la interacción entre la emanación energética del contenido de los filtros y los demás tests, que pueden contener medios físicos, químicos y biológicos, con la emanación energética del bioplasma humano. Tras este proceso, si estuviésemos ante un P.C., éste nos daría una respuesta que aparecería en la pantalla del monitor o escrita en el papel de la impresora. El organismo no dispone ni de monitor ni de impresora, pero posee una serie de estructuras maravillosas de tipo nervioso y vascular que van a transmitir, en forma de señal en código binario, la respuesta de nuestro cerebro (la C.P. U. de nuestro organismo). Esta señal es el V.A.S. y se percibe a nivel da las arterias, siendo el lugar privilegiado para percibirla: la “ARTERIA RADIAL” a nivel del Canal Radial en la muñeca. Solo queda la C.P.U. del P.C. que en el organismo humano está representada por el CEREBRO, que es capaz de procesar todo lo que conocemos y sin duda alguna lo que no conocemos, pues sus posibilidades son tan increíbles que seguramente no son imaginables. Recuérdese, que un ser humano normal de hoy se dice que solo utiliza su capacidad cerebral en un 10% a 12% . Sin embargo, su funcionamiento es muchísimo más complicado que el de la C.P.U. de un P.C., pues en realidad es como si estuviese constituido por tres ordenadores, que corresponderían: -1) HEMISFERIO CEREBRAL IZQUIERDO .- Funcionaría como un ordenador del tipo P.C., tan conocidos hoy día. Sería una COMPUTADORA DIGITAL, es decir que funcionaría mediante el mecanismo de ESTIMULO <——> RESPUESTA.
-2) HEMISFERIO CEREBRAL DERECHO .- Funcionaría como un COMPUTADORA HOLOGRÁFICA, es decir que captaría de forma holográfica las informaciones que llegan a él. -3) COMISURAS INTERHEMISFÉRICAS .- Aunque se cree que solo sirven de vías de asociación entre los HEMISFERIOS CEREBRALES, constituyen en realidad un 3º CEREBRO, que coordina, equilibra y dirige el funcionamiento de dichos hemisferios. De esta forma podemos entender el complejo funcionamiento del cerebro humano y lo extraordinario de la AURICULO-MEDICINA, a la que podríamos definir como: “Una ciencia que permite diagnosticar las enfermedades y las alteraciones del organismo, merced a la correcta interpretación del V.A.S. que refleja las respuestas del cerebro, a las preguntas que le hacemos a través de estímulos en la piel o a distancia de ella, con medios físicos, químicos o biológicos; permitiéndonos de este modo, establecer un pronóstico y orientar un tratamiento que se realizará por AURICULO-TERAPIA o por el medio más adecuado”.


EL V.A.S. (VASCULAR AUTONOMIC SIGNAL).- Esta señal, descubierta de modo fortuito por el Dr. NOGIER en 1966 estudiando pulsología china y cuando pensaba en abandonar la AURICULO-TERAPIA, también descubierta por el mismo, porque pensó que ya había llegado al máximo de sus posibilidades, ha sido de tal importancia que no solo ha constituido los cimientos para edificar la AURÍCULO-MEDICINA, sino que sirve para otras muchas técnicas como la HOMEOPATÍA, GEOBIOLOGÍA,
RADIONICA, etc. logrando, en el caso que nos ocupa, a elevar a la AURÍCULO-MEDICINA a los niveles de una verdadera ciencia. Ya se ha descrito anteriormente como fue descubierto, pero si que es conveniente insistir que este fenómeno tan simple descubierto por el Dr. NOGIER, no había sido constatado ni valorado por nadie, quizá porque aunque lo hubiesen notado seguramente hubiera pasado desapercibido, pero este médico, de agudo ingenio y gran capacidad de observación, se sintió tan interesado por él, como años antes le sucedió al observar una curiosa cicatriz de cauterización, que encontró en bastantes enfermos que acudían a su consulta de Lyon, en el antihélix de sus orejas, cuya práctica era realizada por una curandera, que por aquel tiempo ejercía sus artes en Marsella, para tratar la ciática, en lo que tenía mucho más éxito que los médicos. Al igual que de una cicatriz en la oreja, mediante su estudio e investigación, descubre y estructura la AURICULOTERAPIA, con el descubrimiento de este fenómeno en el pulso, construye la AURÍCULO-MEDICINA. En los primeros tiempos, pensó que era un reflejo que se desencadenaba no solo cuando se toca la oreja, sino cuando se acercaban o se alejaban a cierta distancia de la misma objetos de los más diversos tipos, como medicamentos, colores, alimentos, metales, sustancias químicas, etc., y que en el intervenían varios parámetros como la frecuencia, amplitud, etc. del pulso, y que se desencadenaban, porque se producía un reflejo entre la oreja y el corazón, debido a lo cual lo llamó “REFLEJO AURÍCULO CARDIACO o R.A.C”., nombre con que aun se le denomina en nuestros días, y con el que se le bautizó cuando aun no estaba claro su mecanismo de producción. Posteriormente, con el paso del tiempo se descubrió que bastantes de los factores que se creían que formaban parte del R.A.C. fueron un error, por lo que hubo de dar marcha atrás y reconsiderar de nuevo toda la problemática del mismo, llegando a la conclusión de que el R.A.C. no solo no era un reflejo, como hasta entonces se había pensado, sino que tampoco era ni aurículo ni cardiaco. Es algo muchísimo más importante. Es una SEÑAL VASCULAR desencadenada por el Sistema Nervioso Vegetativo que se manifiesta por una variación de la AMPLITUD del pulso con un desplazamiento de la ONDA ESTACIONARIA del mismo y que se puede percibir apoyando el pulgar en la arteria radial a nivel de la muñeca, por un médico entrenado en esta técnica. Fue necesario entonces cambiarle el nombre por lo que el propio Dr. NOGIER aceptó el nombre que le propuso una Dra. belga alumna suya de: “V.A.S”., iniciales del nombre en inglés: “VASCULAR AUTONOMIC SIGNAL”, que significa: “Señal que el Sistema Nervioso Vegetativo produce en el Sistema Vascular Arterial a través de su segmento Simpático”, nombre con el que en la actualidad se le conoce. A grandes rasgos, el V.A.S. refleja la adaptación del organismo a través del Sistema Nervioso Vegetativo a los estímulos que se ejercen no solo en la oreja, sino en la piel de todo el cuerpo o a distancia de ella, expresando en código binario una respuesta, perceptible en el Sistema Arterial, de modo que, o se produce el V.A.S. o no. De esta forma, pueden planteársele al organismo, las preguntas que se desee, con objeto de obtener un diagnóstico, establecer un pronóstico y plantear un tratamiento con una seguridad extraordinaria, no solo en AURÍCULO-MEDICINA, sino también en RADIÓNICA, a la cual la aplicación del V.A.S. está dando unos resultados extraordinarios.
Aparte de ello, este es seguramente el medio de diagnóstico que va a ser más fácilmente medible objetivamente, pues al estar desencadenado por el Sistema Nervioso Vegetativo en forma de señal en código binario, será posible captar su señal por medio de sistemas informáticos y medirla, lo cual no creo que sea nada fácil, porque hasta el momento, nadie ha conseguido objetivarla con seguridad, permaneciendo aun subjetiva. FACTORES QUE INTERVIENEN EN LA PRODUCCIÓN DEL V.A.S.: SU NATURALEZA .- En la producción del V.A.S. intervienen los siguientes factores: 1) FLUJO SANGUÍNEO.- Velocidad de propagación —> 700 cm/seg. 2) ONDA DE RETORNO.- Velocidad de propagación —> 35 cm/seg. A la velocidad que va el flujo sanguíneo, se produce un frenazo brusco con disminución repentina de su velocidad, cuando éste choca contra el muro arteriolar, en el que se produce una disminución brusca e importante del calibre de los vasos arteriales, lo que da origen a lo que se llama la “ONDA DE RETORNO”, que se refleja, y formaría una nueva onda al oponerse a la del flujo sanguíneo, que sería la “ONDA ESTACIONARIA”, recibiendo este nombre porque en teoría estaría quieta siempre en el mismo sitio, pero en realidad no es así, porque las arterias no son tubos rígidos, sino vivos y móviles, siendo su movilidad variable debido a su innervación por el Sistema Nervioso Vegetativo Simpático, lo que explica el fenómeno del V.A.S. en parte. El V.A.S., se percibe de la siguiente manera: 1) Una vez situado el pulgar en la arteria Radial del sujeto a explorar y realizado el test de comprobación de la correcta colocación del dedo sobre la arteria: a) Se percibe el pulso de una forma normal. b) Al acercar un filtro a al oreja, o realizar otro tipo de test sobre la misma, se produce una variación en el pulso que cada uno siente de una manera distinta, pero que a grandes rasgos, es como si el pulso fuera más amplio, pero no ni más rápido, ni más lento, y que se desencadena cuando acercamos el filtro a una determinada distancia de la oreja, o de la piel del resto del cuerpo, o lo ponemos en contacto o con la oreja o con el resto del organismo, manteniéndose esta sensación mientras dure el estímulo que ejercemos en el individuo sobre el que estamos realizando la prueba, si el tiempo no es superior a 2 minutos. Este sistema de detección es realmente extraordinario, rápido y seguro para realizar la diagnosis en RADIÓNICA, pero exige una maestría y conocimientos en AURÍCULO-MEDICINA, que no le permite estar al alcance de cualquiera, por lo que de momento solo puede ser utilizado con seguridad, por médicos entrenados en su práctica y que sean conocedores además de la RADIÓNICA, de la AURÍCULO-MEDICINA. Al igual que los sistemas de detección anteriores, este método es también subjetivo, pero no cabe duda que en breve puede ser el primero que pueda medirse y registrarse de forma objetiva lo que puede ayudar algún día a que se reconozca a estas disciplinas como ciencias y las eleve al lugar que deben ocupar.
Este sistema de diagnóstico, sirve tanto para realizarlo sobre el enfermo como a distancia, pues presenta particularidades en cuanto a su práctica, análogas a las de los métodos radiestésicos, es decir, que precisa una disposición mental y de una actitud por parte del que lo practica de relajación y neutralidad, de lo que se deduce fácilmente, que a través de la fuerza del pensamiento, es posible modificar la percepción V.A.S., al igual que se puede inducir mentalmente al péndulo para que gire como se desee, lo cual puede provocar gravísimos errores, pero con este método, un auriculomédico bien entrenado, puede fácilmente conseguir un 100% de resultados seguros. © Francisco Javier Merino de la Fuente M. D. Presidente de la Sociedad Española de Aurícula-Medicina (SEDAM) Presidente de la Fundación CIATRA Vicepresidente del Instituto Científico Multidisciplinar JOVELLANOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *