Dietoterapia según los 5 elementos en la Medicina Tradicional China

images (2)

“Somos lo que comemos”

 

La dietética se emplea desde siempre para prevenir, y en ocasiones para curar la enfermedad. Uno de los grandes médicos de la antigüedad -Sun Si Miao- dijo: “Hay que emplear la Farmacopea sólo cuando la Dietética resulta insuficiente”.

Aún hoy se considera un medio fundamental para mantener la salud y un auxiliar valioso en recuperarla.

La dietética china, junto con la Acupuntura, la farmacopea y el Tuina (masaje) forman parte de los pilares terapéuticos fundamentales de la Medicina Tradicional China.

Con la acupuntura y el masaje movilizamos y regulamos la energía; con la fitoterapia y la dieta preservamos y nutrimos la esencia.

Si la nutrición es adecuada, la energía será abundante, los órganos estarán bien nutridos y el “Shen” florecerá (nuestro sistema nervioso y nuestras emociones estarán en armonía).
La alimentación es pues, esencial para lograr el equilibrio, la armonía y por tanto la salud integral.

CLASIFICACIÓN DE LOS ALIMENTOS SEGÚN LA MTC

 

  • Según la NATURALEZA: Caliente, Tibio, Neutro, Fresco y Frío
  • Según el SABOR: Ácido, Amargo, Salado, Dulce y Picante
  • Según su COLOR: Rojo, Amarillo, Verde, Negro y Blanco
  • Según la DIRECCIÓN QUE INDUCEN
  • Según el MERIDIANO DE ACCIÓN
  • Según la constitución de la persona, la estación del año, la hora del día, etc.

 

Según la NATURALEZA del alimento

CALIENTES y TIBIOS (Yang): Calientan, tonifican el Qi y el Yang, secan, mueven, transforman, ascienden la energía y la expelen hacia el exterior, facilitan el metabolismo. Útiles en estados de fatiga, frío, dolores reumáticos tipo frío, estasis de sangre y energía.

El consumo excesivo de alimentos de energía caliente y comidas con especias (como curry, alcohol, café, cordero, ternera, especias…) da lugar a síntomas de Calor (especialmente de Estómago o del Hígado), como gusto amargo, sensación de ardor en el epigastrio, polidipsia, polifagia, etc.

FRESCOS y FRÍOS (Yin): Refrescan, enfrían, tonifican Yin (sangre, líquidos…), hidratan, lubrican, calman, sedan, ralentizan, nutren, llevan la energía hacia dentro, contraen, forman la estructura. Útiles en casos de fiebre, inflamación, calor, agitación, insomnio, ansiedad.

 

El consumo excesivo de lo que la MTC considera alimentos de energía Fría y alimentos crudos (como ensaladas, helados, bebidas frías o fruta) pueden también, debilitar la esfera funcional del Bazo (en concreto, Yang de Bazo) y producir síntomas como: diarreas, escalofríos, abdominalgia…

NEUTROS: Equilibran, estabilizan, armonizan

 

Por otro lado, el exceso de fritos, leche, queso, mantequilla, nata, plátano, cacahuetes o carnes grasas debilitan la función del Bazo (transformación y transporte) y puede causar síntomas de acumulación de Humedad y/o Tan: sinusitis, secreción nasal, sensación de tener la cabeza “atontada”, cefaleas sordas, bronquitis, etc.

 

Nota: Los alimentos pueden tener más de una naturaleza.

 

Cómo utilizar las naturalezas de los alimentos

 

– Según constitución de la persona:

 

    • YANG: Tomar alimentos frescos o neutros, tibios (moderadamente) y evitar alimentos calientes y fríos.

 

  • YIN: Tomar alimentos tibios y neutros, algo de alimentos calientes, moderadamente alimentos frescos y evitar los fríos.

– Según desequilibrio:

  • Patología tipo Frío: Alimentos de naturaleza tibia y neutra. Tomar algunas veces alimentos calientes, evitar los frescos y prohibir los fríos.
  • Patología tipo Calor: Alimentos frescos y neutros, algo de alimentos fríos, evitar los tibios y prohibir los calientes.

– Según la estación del año:

 

  • Invierno: Alimentos tibios y neutros, algo de caliente (sin exceso), reducir alimentos frescos y evitar los fríos.
  • Verano: Alimentos frescos o neutros, algo de frío (sin exceso), reducir alimentos tibios y evitar los alimentos calientes.

Según su SABOR

Cada sabor tiene una característica energética diferente según el efecto que producen en el organismo tras su digestión. En cantidad moderada, cada sabor, tonifica un órgano, en exceso –lo daña. Una dieta equilibrada debe contener todos los sabores pero con preponderancia del sabor dulce.

  • ÁCIDO: Tonifica el elemento Madera (Hígado – Vesícula Biliar), tiene naturaleza Yin (función nutritiva y de absorción): astringe, contrae la energía hacia adentro y actúa sobre el hígado y la vesícula biliar (elemento Madera). Los alimentos ácidos son útiles en la pérdida de líquidos orgánicos (vómitos, diarrea, sudor excesivo, hemorragias), promueven la secreción biliar, desintoxicantes y alcalinizantes, evitan el estancamiento de Qi, actúan directamente sobre los tendones y en exceso, pueden crear Humedad.
  • AMARGO: Tonifica el elemento Fuego (Corazón – Intestino Delgado), tiene naturaleza Yin, favorece el drenaje y la eliminación hacia abajo: evacuación y diuresis; Seca, favorece la digestión, abre el apetito y actúa directamente sobre la Sangre. Por ese motivo, hay que vigilar el exceso de sabor amargo en casos de deficiencia de sangre y/o líquidos orgánicos.
  • SALADO: Tonifican el elemento Agua (Riñón – Vejiga); Tiene naturaleza Yin (mueve la energía hacia dentro y hacia abajo), actúa directamente sobre los huesos. En cantidad moderada: humedece, lubrifica, ablanda, suaviza, desintoxica, pero en exceso: sobreestimula los riñones, y en consecuencia los daña; también debilita los huesos, la sangre y el corazón
  • DULCE: Tonifican el elemento Tierra (Bazo – Estómago); Tiene naturaleza Yang (ayudan a ascender la energía). En cantidad moderada: armoniza, refuerza, tonifica, promueve la producción de líquidos orgánicos (lubrifica). En exceso favorece la producción de humedad y flema. Los alimentos dulces según la MTC, actúan directamente sobre la carne (músculos) y están en mayor o menor medida en muchos alimentos.
  • PICANTE: Tonifica el elemento Metal (Pulmón – Intestino Grueso); Tiene naturaleza Yang (ayuda a ascender la energía hacia arriba y hacia fuera); En cantidad moderada promueve la circulación de la Sangre y energía evitando los estancamientos, y en exceso: sobreestimula los pulmones agotando el Qi y la Sangre. El sabor amargo actúa directamente sobre el “Qi” (energía vital).

    Nota: Los alimentos pueden tener más de un sabor.

Según su COLOR

El color es vibración, energía y por tanto cada alimento, según sea su color, afectará de diferente forma al organismo.

  • ROJO: Tiene afinidad por el Corazón, promueve la circulación de la sangre, tonifica, calienta, revitaliza y estimula la sexualidad.
  • AMARILLO: (Naranjas, marrones) Tienen afinidad por el Bazo – Estómago, estabilizan, equilibran y templan.
  • VERDE: Tiene afinidad por el Hígado, tonifica la Sangre de Hígado, desintoxica, depura.
  • NEGRO (es el color más Yin y más profundo): Tiene afinidad por el Riñón y la Vejiga, nutren la energía más profunda del organismo (Jing) y la Sangre, astringe y refresca.
  • BLANCO: Refuerza el Pulmón – Intestino Grueso. Purifica.

 

Según la DIRECCIÓN que inducen

 

  • ASCENDENTE: Los alimentos que inducen a ascender la energía son, en especial, los de sabor DULCE + PICANTE y de naturaleza CALENTE + TEMPLADA: Cebolla, puerros, hinojo, ajo, jengibre, pimienta, canela, clavo, nueces, tomillo, orégano, castañas…
    Se usan en: prolapsos, diarreas, metrorragias, pesadez de piernas, cansancio, apatía…
  • DESCENDENTE: Son en especial, los de sabor AMARGO + SALADO y de naturaleza FRÍA + FRESCA: Diente de león, achicoria, té, cerveza de trigo, algas… Se usan como laxantes y diuréticos, en cefaleas, migrañas, hipertensión, náuseas, vómitos…
  • CONCENTRAN Y RECOGEN: Inducen a concentrar y recoger la energía hacia dentro (astringencia). Son en especial, los de sabor ÁCIDO + SALADO y de naturaleza FRESCA + NEUTRA: Frambuesa, naranja, mandarina, escaramujo, azukis, tomate, algas, sepia, calamar…
    Se usan en caso de pérdida de líquidos orgánicos: sudor, diarrea, hemorragias, vómitos…, en personas convalecientes, en invierno. Evitarlos en caso de fiebre, resfriado, etc. porque ayudarán a que el factor patógeno penetre más adentro.
  • DISPERSAN: Inducen a dispersar la energía hacia fuera y son diaforéticas. Son en especial, los de sabor PICANTE. Los alimentos PICANTES CALIENTES – TIBIOS se usan para eliminar Viento Frío: ajo, chilli, pimienta, jengibre, canela.
    Los PICANTES FRÍOS se usan para eliminar Viento Calor: menta, rábano

Además, cada alimento tiene un meridiano de impacto principal:

Ejemplo: la pera por el meridiano del pulmón, las espinacas por el del hígado, la calabaza por el del Bazo, las castañas por el corazón, los azukis por el riñón. Según el movimiento de la energía que inducen, etc.

El método de cocción también influye en la energía del alimento

 

  • FRÍO: Crudo
  • FRESCO: Escaldado – Salteado
  • NEUTRO: Vapor – Hervido
  • TIBIO: Frito – Estofado – Guisado
  • CALIENTE: Barbacoa – Horneado – Parrilla – Recalentado

 

  • Alimentos más FRÍOS: Cocciones más cortas, menos fuego, menos presión, más agua y menos sal.
  • Alimentos más CALIENTES: Cocciones más largas, más fuego, más presión, menos agua, más sal.

Teniendo en cuenta todos estos criterios y según el diagnóstico de la persona se determinan los alimentos más convenientes para corregir los desequilibrios existentes.

 

EJEMPLOS

  • En verano, en países cálidos o por la mañana podemos tomar alimentos neutros, frescos, y alguno frío como: cereales, maíz, frutas, crudos, yogurt.
  • En invierno, en países fríos o por la noche, tomaremos alimentos neutros, templados y calientes: arroz, avena, castañas, nueces, legumbres, cordero, pollo, pescado, cebolla, puerro, hinojo, algún picante.
  • Si queremos estar más activos física o mentalmente nos decantaremos hacia los alimentos más templados y calientes (tipo Yang);
  • Si queremos estar más relajados y tranquilos escogeremos alimentos neutros y frescos (tipo Yin)

Ventajas de la dieta según la medicina tradicional china

No es una dieta fija sino que se adapta a las condiciones particulares de cada persona: constitución física, edad, época del año, país en que vive, tipo de trabajo que realiza, tipo de patología que presenta etc.
No tiene en cuenta el aspecto cuantitativo (cantidad de alimento) sino el cualitativo (calidad energética del alimento).
Está basada en los principios básicos de la Medicina Tradicional china que tiene en cuenta al ser humano desde la totalidad, desde la globalidad.

 

Inconvenientes de la dieta según la medicina tradicional china

Para aplicar este tipo de dietas se requieren conocimientos previos de la Medicina tradicional China o bien asesorarse por un profesional.

OBSERVACIONES

Realmente la Dieta según la Medicina Tradicional China nos ayuda a ser consciente en todo momento de cómo nos sentimos (con calor o frío, cansados o excitados, con sequedad o exceso de sudor, etc.) y a partir de aquí modificar nuestra dieta con sólo unos retoques para recuperar el equilibrio.

 

Fuente: Patricia Guerín – Giovanni Maciocia – Apuntes Escuela de MTC

http://mtcasanchisa.blogspot.com.es/2009/10/dietoterapia-segun-los-cinco-elementos.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *