Masaje Tuina: Hernia discal lumbar

El masaje terapéutico es una parte peculiar de la Medicina Tradicional China que no necesita de ningún instrumento ni fármaco, sino que solamente utiliza las manos para su aplicación. Al ser una terapia que obtiene efectos curativos bastante satisfactorios, ha sido heredada durante milenios, desarrollándose constantemente y ha despertado la atención del círculo médico internacional.

El tratamiento del dolor lumbar y de los miembros inferiores (en adelante, MI) con el masaje constituye una especialidad de la MTC. Además de conseguir un resultado terapéutico satisfactorio, las técnicas manuales son totalmente aceptables para los pacientes.

La hernia discal lumbar es una patología que aparece frecuentemente en la clínica, y es una de las causas principales del dolor de los MI. Suele afectar a individuos de la segunda edad. Se debe a la degeneración del disco intervertebral o una fuerza externa (lesión aguda o crónica), que causan la rotura del ánulo fibroso y provocan así la protusión posterior del núcleo pulposo que comprime la raíz nerviosa y los vasos sanguíneos.

Como consecuencia aparecen neuralgia irradiante y disfunción nerviosa. La sintomatología principal de esta patología consiste en el dolor de la zona lumbar y de los MI. La lumbalgia irradia a los nervios ciáticos y aumenta con la tos o los estornudos.

No resulta difícil el diagnóstico de la hernia discal lumbar. Se puede establecer el diagnóstico si se presentan los siguientes signos físicos:

1) El paciente refiere principalmente el dolor lumbar y de los MI, irradiante hacia los nervios ciáticos y aumenta con la tos, estornudos o esfuerzos en la defecación.

2) Aparente inclinación lateral y deformación de la columna.

3) Dolor a la presión y a la percusión al lado de las vértebras, que irradia a los MI.

4) Levantamiento de la pierna estirada (+).

5) Es muy significativo para el diagnóstico, en pacientes de segunda edad, que la radiografía demuestre alteración labiforme en el borde superior-anterior del cuerpo vertebral afectado y el espacio intervertebral.

Mecanismo y función de las técnicas manuales

1 ) Las técnicas que regulan el sistema tendinomuscular, la frotación, la digitopuntura y el agarro,  sirven para estimular la circulación del Qi y la sangre, desbloquear los meridianos, relajar los músculos, eliminar las contracturas musculares y recuperar las funciones de los nervios.

2) La tracción con resistencia ensancha el espacio intervertebral. Se aprovecha el aumento de la presión, dentro del espacio intervertebral, el tono del ánulo fibroso y del ligamento vertebral común posterior para permitir la retracción de la hernia. La tracción puede ampliar también el foramen intervertebral, y recuperar la semiluxación de las articulaciones menores. Después, se realiza la presión y vibración rítmicas sobre la zona lumbar para cambiar la posición de los tejidos del núcleo pulposo y eliminar la compresión que sufre la raíz nerviosa.

3) El palanqueo lateral y oblicuo sobre la zona lumbar producen rotación de las vértebras lumbares y de los discos intervertebrales de manera que cambie la posición de la raíz nerviosa y la hernia, se regulen los trastornos de las articulaciones posteriores y se separe la anquilosis.

4) La extensión dorsal del pie y el levantamiento de la pierna estirada aumenta el estiramiento de los nervios ciáticos, por eso sirve para separar la anquilosis de la raíz nerviosa.

Tratamiento

1) Frotación: el paciente se coloca en posición de decúbito prono, el médico realiza técnicas manuales sobre el sistema tendino-muscular y la frotación de arriba abajo en ambos lados de la columna, sobre la zona afectada, las nalgas, la cara posterior de los muslos, hasta las pantorillas, para relajar los músculos, eliminar las contracturas musculares y estimular la circulación del Qi y de la sangre de la zona afectada.

2) Tracciónpresión y vibración: el paciente sujeta la punta de la cama con las dos manos, uno o dos ayudantes sujetan los tobillos y realizan una tracción paralela. El médico se pone en pie del lado afectado, coloca las dos manos superpuestas sobre la zona lumbar y realiza fuertemente con las dos manos presión y vibración rítmicas bajo la tracción. Debe ir aumentando paulatinamente la fuerza y hay que evitar presionar violenta y bruscamente.

3) Palanqueo lateral: el médico se pone en pie del lado afectado, con una mano presiona la zona afectada (la zona de escoliosis lumbar), y con la otra mano levanta la rodilla del lado contrario del paciente. Hay que levantar el MI lenta y fuertemente, y cuando se llegue al límite de la extensión posterior lumbar, realizar un palanqueo con las dos manos al mismo tiempo y en dirección opuesta. Cambiar la posición y repetir la operación con el lado contrario.

4) Palanqueo oblicuo: el paciente se pone de costado hacia el lado afectado, con el MI afectado estirado y el MI sano encima y flexionado. El médico apoya una mano contra el hombro del paciente, y la otra mano contra la nalga, para realizar una rotación pasiva de las vértebras lumbares hasta el límite, y realizar un palanqueo con las dos manos al mismo tiempo y en direcciones opuestas. En este momento se puede oír un “crack” en la zona lumbar. Luego, el paciente se coloca de costado hacia el lado sano, y se repite la misma operación.

5) Extensión dorsal del pie con la pierna estirada y levantada: el paciente se pone en posición de decúbito supino, el médico levanta el talón del paciente con una mano, y apoya la otra mano contra la rodilla, para levantar lentamente el miembro afectado hasta el mayor grado y al cabo de unos minutos, realizar la extensión dorsal del pie. Este movimiento estira los nerviosciáticos y tiene cierto efecto para separar la anquilosis.

6) Digitopunturafrotación y agarro: una vez finalizadas las técnicas manuales descritas anteriormente, el paciente se coloca en posición de decúbito prono. Se procederá a realizar digitopuntura sobre los puntos V23, VB30, V37, V40, V57, V60, etc., siguiendo el sentido del recorrido de los nervios ciáticos; debe realizarse la frotación y agarro para estimular la circulación del Qi y de la sangre, desbloquear los meridianos, y recuperar paulatinamente la función normal de los músculos atrofiados y nervios paralizados.

Fundación Europea de MTC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *