Esguince tratado con acupuntura

Se refiere a la torsión y contusión observadas con suma fre­cuencia en la práctica clínica. Generalmente se produce por una torpe postura de movimiento, uso inadecuado de la fuer­za, carga excesiva, deporte fuerte, o por una lesión a causa de un choque exterior o de un trauma. El esguince se caracteriza por el dolor en los tejidos blandos locales, el cual empeora cuando el individuo se moviliza. Algunos pacientes tienen el área local hinchada o evidentes hematomas en ella. Por lo común, la persona siente dolor y tiene el movimiento restringi­do tan pronto sufre una lesión, pero también puede ser que tenga tales síntomas medio día, 1 día o varios días después de haber sufrido el trauma. El examen encontrará en el área local dolor por presión y músculos tensos. En los casos ligeros se hallan solamente desgarraduras y rompimiento de vasos sanguíneos menores y, en los casos graves, rupturas de mús­culos y tendones, dislocaciones articulares y fracturas óseas. Dada la diferencia entre las áreas y los tejidos lesionados, en la práctica clínica se diagnostica y trata los casos generalmen­te de acuerdo a la ubicación del área y el grado de lesión.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes.
Prescripción: El esguince suele verse en el cuello, los hom­bros, los codos, las muñecas, la cintura, las rodillas, los tobi­llos, etc., manifestándose principalmente por la lesión de mús­culos, tendones, nervios y otros tejidos suaves. Para la acu­puntura se eligen por puntos principales aquellos localizados en el área lesionada o aquellos más cercanos y, por puntos auxiliares, aquellos correspondientes que se encuentran a los extremos a lo largo de los meridianos.
Explicación: Dentro del esguince agudo, están indicados a la acupuntura los pacientes que no adolecen de la osteoartropa-tía traumática. Preferentemente se adopta el método disper­sante de estímulo fuerte haciendo la aguja entrar con celeri­dad y girar por amplio margen, o se usa el método productor de frescura penetrante. Se da una sesión al día, en cada oca­sión se retienen las agujas por 10-20′ y se las manipula 1 ó 2 veces mediante intervalos, y 6 sesiones componen 1 curso de tratamiento. Después de la acupuntura, también se permite aplicar adicionalmente la moxibustión, o la sangría mediante punciones rápidas con una aguja de tres filos, o la ventosa.
Experiencias clínicas: Se utilizó el tratamiento, escogiendo de manera convencional los puntos, se atendió con acupuntu­ra y moxibustión a 300 pacientes con esta patología, de los cuales el más joven contaba 16 años de edad y el más viejo 57 años y cuya mayoría tenía de 20-30 años, o sea, un 51%. Entre las áreas de lesión se comprendían el cuello, los hom­bros, los codos, la cintura, las rodillas y los tobillos, pero la lesión se notaba mucho más en las articulaciones maleolares, ocupando un 33,7%. La afección había durado como mínimo 1 día y como máximo 1 año, mientras un 38,7% de los pacien­tes, acudieron al hospital dentro de los 5 días de la lesión. En cuanto a la acupuntura se tomaron para el esguince del cuello por puntos principales, el fengchi, jianjing, dazhui y jianzhongshu (ID 15) y por puntos auxiliares el baihui, tianzhu (V. 10), shenzhu (Du. 12) y hegu; para el esguince del hom­bro, como puntos principales el jianjing, jianyu, fengchi y jugu (IG 16) y como puntos auxiliares el quchi, tianzong y bingfeng (ID 12); para el esguince del codo, como puntos principales el quchi, shanglian de la mano (IG 9) y shaohai y como puntos auxiliares el jianyu, waiguan y shousanli; para el esguince de la muñeca, como puntos principales el yangxi, yangchi, daling (Pc. 7), waiguan y wangu de la mano (ID 4) y como puntos auxiliares el houxi (ID 3), neiguan, yangiao (ID 6), hegu y ye­men (SJ 2); para la lesión de la cintura, como puntos principa­les el shenshu (V. 23), shangliao (V. 31), dachangshu (V. 25) y zhishi (V. 52) y como puntos auxiliares el weizhong (V. 40) y mingmen (Du. 4); para la lesión de la rodilla, como puntos principales el yanglingquan, yinlingquan, zusanli y dubi y como puntos auxiliares el xuehai (B. l0),fengshi (Vb 31) y shangjuxu (E. 37); y para el esguince del tobillo, como puntos principales el jiexi (E. 41), shenmai (V. 62), zhaohai (R. 6), shanyinjiao y juegu (Vb 39) y como puntos auxiliares el xiaxi (Vb 43), neiting (E. 44), rangu (R. 2) y chengshan (V. 57). Manejo acupuntural: Tras haber entrado la aguja, se aplicaba el método de rotación, se la retenía por 20-30′, y durante esa retención se la rotaba 1 vez a cada 10′ para dinamizar la esti­mulación, teniendo por norma producir una sensación perma­nente de calambre y pesadez. No era propicio insertar en el área de hinchazón o de hematoma, mas se permitía efectuar punciones intradérmicas someras en 5 ó 6 sitios en torno a la tumefacción en orden a vigorizar la circulación sanguínea local. Además, se permitían usar puntos lejanos siguiendo el recorrido de los canales y colaterales y se los insertaba en profundidad con una manipulación de la aguja relativamente fuerte, lo cual ayudaba a desinflamar el área con efectos bas­tante notables. Si el área carecía de hinchazón o hematoma, o si el paciente había enfermado durante mucho tiempo, enton­ces se podía aplicar la acupuntura profunda (pero sin rebasar la profundidad establecida) en los puntos seleccionados en el área local y, cuando era apropiado, se elegía también el punto ashi. Para la lesión de la cintura o del hombro, la acupuntura más la ventosa, que se daba después de ella, surtiría efectos aun más exitosos.
Resultados del tratamiento ofrecido con esta terapia a los 300 casos antes mencionados: Curación después de la acupuntu­ra, 243 casos, un 81%; mejoramiento, 40 casos, un 13,3%; y efecto nulo, 17 casos, un 5,7%. En general, mientras más corto es el proceso clínico, más bueno es el efecto terapéuti­co. No obstante, de este grupo había 2 pacientes cuyos casos habían durado por 6-12 meses, pero que fueron curados; y de otros 12 pacientes que tenían una evolución de más de 2 años, 3 también lo fueron y otros 6 mejoraron. Entre los 243 casos curados, 224 lo fueron tras 1-5 sesiones de acupuntura, vale decir, un 92,2%.
Precauciones:
1. Antes de dar la acupuntura, hay que llegar a un diagnóstico definitivo, con el propósito de excluir los casos con alteracio­nes orgánicas.
2. No conviene puncionar con aguja en la piel que tiene lesión traumática. Y
3. Se prohíbe insertar a profundidad en el hematoma.
Caso registrado: Paciente Gao, masculino, 46 años de edad. Una semana atrás, al remover un gran peso, se lesionó la cintura y presentó lumbalgia. Tenía dificultad en movimientos de rotación, extender o flexionar el tronco. Examen: constitu­ción física robusta, signos de lumbalgia en el lado derecho, región algo inflamada y notorio dolor por presión en el punto shenshu. La afección se produjo por una carga excesiva, la cual había lesionado los meridianos, entorpecido el flujo de la energía de los mismos y estancado la energía y la sangre en el área local. Le escogieron los puntos shenshu y weizhong para el tratamiento. Apenas hubo llegado la energía al weiz-hong, se dejó inserta allí la aguja. Y cuando se había presen­tado la energía en el shenshu (bilateral), se aplicó el método de tonificación y dispersión simultáneas en los mismos puntos, a fin de permitir al hombre sentirse confortable en el área local. 15′ más tarde, fueron removidas todas las agujas, mien­tras el paciente sentía su cintura ya distensionada y podía flexionarla y extenderla. Al otro día, recibió una sesión de acupuntura más con igual método y quedó curado.

2) Método: Se aplica electropuntura.
Prescripción:
Puntos principales: Houxi, renzhong, juegu, weizhong y yan-glingquan.
Para la lesión del cuello se opta por los puntos yanglao y daz-hui; para el hombro el jianyu y quchi; para el codo, el quchi y waiguan; para la muñeca, el yangxi y waiguan; para la lesión de vértebras dorsales, el neiguan y zhangmen (H. 13); para la cintura, el weizhong, shenshu y ciliao (V. 32); para la cadera, el huantiao (Vb 30), zhibian (V. 54) y chengfu (V. 36); para la rodilla, el zusanli y dubi; y para el tobillo, el jiexi, taixi, sanyin-jiao, etc. Para todas las lesiones enumeradas se permite usar adicionalmente el punto de dolor por presión. Puntos de experiencia: Chaqi (Extra.) y 2 puntos de dolor correspondientes a la cintura y la pierna (ubicados a 1,5 cun delante del pliegue transversal del carpo, el uno en el borde lateral del radio del segundo tendón del m. extensor digital y el otro en el borde lateral del cúbito del cuarto tendón del m. extensor digital).
Explicación: Se usan ondas compactas durante 5′ y luego se las cambia en ondas compactas-ralas. La magnitud de corrien­te eléctrica comienza por ser mediana y aumenta gradualmen­te hasta ser suficiente para dar estímulo fuerte, pero siempre no rebasando la tolerancia del paciente. Se da 1-2 sesiones diarias, y cada sesión dura de 10-30′. 10 sesiones completan 1 curso de tratamiento, con 3-5 días de descanso entre un curso y otro.
Experiencias clínicas:
1. Según lo informado, se ofreció tratamiento clínico a 22 en­fermos entre 20 hombres y 2 mujeres, cuya mayoría tenía de 20-30 años de edad. El esguince se hallaba en la cintura, el cuello, el tórax y los hombros, pero en los más de los casos en el tórax y la región lumbar.
Por punto principal se tomó el chaqi. Los puntos auxiliares fueron elegidos conforme a las ubicaciones del esguince: para el del cuello, el jianjing y fengchi; para el del tórax, el neiguan y zhangmen; para el de la cintura, el shenshu, ciliao y da-changshu; y para el del hombro, el quchi, jianyu y jianjing. En cada sesión de acupuntura se usaba 1-2 puntos auxiliares aparte del punto principal, mientras los puntos auxiliares eran usados alternativamente todos los días o en días alternativos. Si el dolor era unilateral, se escogían puntos en el lado enfer­mo; y si estaba en la mitad, se los escogía en ambos lados. Para insertar el chaqi se servía del método de inhibición, inter­nando la aguja en sentido vertical o en dirección superior-oblicua en 1,5-1,8 cun de profundidad. Para este punto se daba estímulo fuerte, y la aguja era retenida con la corriente conectada durante 15-30′ después que la sensación de ca­lambre, cansancio y entumecimiento se hubiera transmitido al brazo, el pecho y la cintura del paciente y que éste hubiese sentido el dolor ya disminuido notablemente. La explicada terapia fue eficaz en todos los 22 pacientes con el siguiente resultado: curación, 19 (con 1-2 sesiones de tra­tamiento); y mejoramiento, 3. El efecto era mejor si se instruía al paciente a que diera movimiento o masaje por sí al área enferma mientras el médico aplicaba acupuntura en los puntos distantes.
2. Otro terapista aplicó electropuntura en los puntos de dolor correspondientes a la cintura y las piernas para atender a 120 casos agudos de torsión lumbar y también consiguió efectos bastante satisfactorios. Se hacía uso de agujas filiformes N.° 24 ó 26, de 1-1,5 cun de largo, se insertaba con ellas en am­bos puntos por separado en sentido oblicuo hasta una profun­didad de 1,2-2,4 cun. Tras haber penetrado las agujas, se daba el estímulo fuerte para que el paciente sintiera una sen­sación de calambre y pesadez. Acto seguido, era conectada una corriente continua de choque con la frecuencia de choque de 50-60 veces por minuto, siendo la intensidad no más allá de la tolerancia del paciente. Cada sesión duraba de 20-30′. Durante la retención de agujas se debía estimular al enfermo a mover la cintura a pesar del dolor. Resultados luego de termi­nado el tratamiento de los 120 casos: curación (que significa desaparición del dolor, movimiento libre y ausencia de anoma­lías por el examen físico), 58 casos; efecto notable (disminu­ción notable del dolor, movimiento relativamente libre y ausen­cia de signos positivos anormales evidentes), 43 casos; y mejoramiento (alivio en distinto grado del dolor o repetición de los síntomas, movimiento funcional todavía ligeramente res­tringido y subsistencia de los signos positivos por el examen físico), 19 casos. Efecto de notable para arriba: un 84,2% y eficacia total: 100%.

3) Método: Se aplica digitopuntura y masaje.
Prescripción:
1. Shenshu, zhishi, shangiiao, ciliao, mingmen, juliao del fémur (Vb 29), huantiao, weizhong, ashi, etc. Y 2 Kunlun y taixi, o zanzhu (V. 2).
Explicación:
1. Se toma el área afectada como área prioritaria, se induce de arriba abajo, de punto a línea y viceversa, de suave a fuer­te y de despacio a rápido.
El paciente se acuesta en decúbito prono, con cojines bajo la cabeza, el pecho, la cintura, las rodillas y los tobillos, para sentirse confortable, debe tener los músculos relajados, mien­tras el terapeuta permanece en pie. En el ashi (punto de dolor por presión) se da masaje primero y luego se lo frota para que entre en calor progresivamente. Después, se procede a empu­jar, masajear, presionar y frotar la cintura, los glúteos, la re­gión sacra y la trayectoria del meridiano de la vejiga en ambas piernas. Luego, se presionan y tocan los puntos acupunturales mencionados. La palpación de puntos debe conseguir la lle­gada de la energía. El ciclo de fricción suave en cada punto se cumple en 30 veces, pero sin sobrepasar las 120 veces (4 ciclos). Cuando hay evolución favorable, la manipulación con la mano debe ser más fuerte. Se toca cada punto 30 veces, pero no más de 60 como máximo. La terapia se concluye con el masaje. En cada ocasión se da terapia por 20′, siendo 1 sesión al día.
2. Método de pellizcar el kunlun y taixi: El paciente se mantie­ne en pie a unos 40-50 cm. sobre el suelo. A sus espaldas el terapista pellizca ambos puntos con los dedos pulgar e índice y aumenta la fuerza paulatinamente y pide al enfermo que movilice la cintura hasta que el dolor desaparezca.
Método de corte digital para el punto zanzhu: El terapeuta oprime por separado con ambos dedos pulgares este punto a cada lado del paciente, aumenta la fuerza paulatinamente para palparlos y friccionarlos y se pide al paciente que mueva la región lumbar. En general, el efecto se produce instantá­neamente.
Experiencias clínicas: Según un informe basado en el masa­je dado a 105 pacientes de esguince lumbar agudo. Impartido a 72 hombres y 33 mujeres; el más joven 17 años de edad y el más viejo 73. Entre ellos se incluían 24 casos de esguince lumbar y otros 81 de torsión lumbar. Resultados del tratamien­to: curación (eliminación del dolor, recuperación de la función y capacidad de trabajar normalmente), 98 casos entre 55 curados tras 1 sesión y otros 43 tras 2-3 sesiones; y mejora­miento (alivio de los síntomas y capacidad de asumir tareas livianas), 7 casos, cuyos pacientes tenían todos más de 40 años de edad e historia de lumbalgia crónica. Otro informe de atención a 14 casos de esguince lumbar agu­do mediante pellizcos de los puntos kunlun y taixi. Primero se pellizca los puntos acupunturales del miembro inferior afecta­do durante 5-10′ y luego los puntos del miembro inferior sano durante 5′. Se curaron 12 casos al cabo de 1 sesión de trata miento y otros 2 tras 2 sesiones.
Otro método de digitopuntura es friccionar con los pulgares el punto zanzhu de ambos lados. Se trataron a 6 casos de esta patología, los cuales quedaron curados todos en 2 sesiones de terapia. Al mismo tiempo, se recomendó a los pacientes que ellos mismos pellizcaran con los pulgares dicho punto de ambos lados y practicar ejercicios físicos varias veces por día.

4) Método: Se aplica sangría acupuntural.
Prescripción: Weizhong y zanzhu.
Explicación: Para la sangría acupuntural en el weizhong, el paciente debe ponerse derecho, de pie, extender las articula­ciones de la rodilla, tener los pies firmemente puestos en el suelo y apoyar las manos en una mesa. El terapista abre la mano izquierda, empuña con cuatro dedos una de las rodillas del paciente, oprime con el pulgar la piel de éste 2 ó 3 cm. abajo de la vena de la fosa poplítea, coloca allí una bolita de algodón seco para absorber la sangre, da acupuntura con la mano derecha, deja que la sangre salga en 2-3 ml y luego impide la sangría con bolitas de algodón seco esterilizado. Sangría acupuntural en el zanzhu: Se hace entrar una aguja filiforme N.° 26 ó 28 sin que sea retenida. Luego de sacada ésta, se coge y aprieta el punto con dedos para que fluya sangre en 1-2 gotas.
Experiencias clínicas: Intrahospitalariamente se trató con el punto weizhong para tratar mediante la sangría a 70 casos agudos de esguince lumbar, cuya evolución era de unas horas- 7 días. Paralelamente, fueron atendidos con masaje otros 6l casos y con fisioterapia otros 62 como comparación. Resultados de comparación del efecto terapéutico en los 3 grupos: de los 70 casos del grupo de sangría acupuntural usando el punto weizhong, curación: 30 casos; efecto notable: 23; mejoramiento: 13; efecto nulo:
4; y eficacia: un 94,3%. De los 62 casos del grupo de fisiotera­pia: curación, 15; efecto notable, 3; mejoramiento, 22; efecto nulo, 22; y eficacia, un 64,5%. Y de los 61 casos del grupo de masaje: curación, 16; efecto notable, 12; mejoramiento, 18; efecto nulo, 15; y eficacia, un 75,4%. Tras una evaluación estadística se advirtió una obvia diferencia (P<0,0l) entre la tasa de efecto notable del grupo de sangría usando el punto weizhong y las de los otros 2 grupos. Por otra parte, en el grupo de sangría se dio solamente 1 sesión por paciente en contraste con 2-10 sesiones impartidas en los 2 grupos restan­tes.
Otro ejemplo lo constituyeron 58 casos agudos de esguince lumbar tratados con sangría mediante punciones rápidas da­das en el punto zanzhu. Después de 1-2 sesiones de terapia, 28 de ellos se curaron, 18 se beneficiaron con efecto notable, 9 mejoraron y 3 no recibieron efecto, siendo la eficacia total de 94,8%.

5) Método: Se aplica terapia multiterápica con ventosas.
Prescripción: Neiguan y ashi (siendo éste el de evidente dolor).
Explicación: Primero se inserta con aguja el neiguan (del lado afectado). Para esto la punta de aguja debe ir en sentido contrario al del meri­diano, penetrar hacia arriba y de manera oblicua, avanzar, retroceder, girar y rotarse. Se usa el método dispersante a fin de conseguir que llegue la energía. Se vela porque la sensación acupuntural, si­guiendo el codo y subiendo al hombro, alcance el área donde radica la enfermedad. Al manipular la aguja, es necesario que el paciente respire profundo, tosa y gire el cuerpo. Se retiene la aguja por 15′ y se la manipula 1 vez a cada 5′. Cuando el dolor se ha moderado un tanto, se aplica ventosa de tamaño grande en el lugar de las costillas donde el dolor es más evidente. Se ofrece 1 sesión al día.
Experiencias clínicas: Se informó’ sobre el trata­miento con esta terapia apli­cada a 53 pacientes de es­guince en las costillas. El más viejo y el más joven tenían 76 y 14 años de edad, respectivamente, mientras la mayoría eran jóvenes y adul­tos. Entre ellos había 43
casos con 1 hora -3 días de duración y otros 10 con más de 3 días (incluido 1 caso que había durado más de 1 mes). Resul­tados del tratamiento: curación (desaparición de los síntomas y capacidad de volver a trabajar o practicar deportes tras 1 sesión de terapia), 44 casos; efecto notable (desaparición en lo fundamental de los síntomas, subsistencia de leves moles­tias y necesidad de una segunda sesión para la curación), 7 casos; y mejoramiento (disminución de los síntomas y necesi­dad de 3 ó más sesiones para la curación), 2 casos. De los 44 pacientes curados, 42 acudieron al hospital tras 1-3 horas de la aparición del esguince. El tratamiento nos sugiere que, cuanto más corto sea el proceso morboso, mejor será el efec­to terapéutico.
Explicaciones adicionales:
El tratamiento en puntos acupunturales tiene rápidos efectos terapéuticos para el esguince. En adición a la acupuntura, la sangría mediante punciones rápidas con una aguja filiforme u otra de tres filos, así como la magnetoterapia, ayudan a acele­rar la absorción y eliminación del hematoma. En lo que con­cierne a los pacientes quienes tienen estasis pero sin hema-
tomas serios, la aplicación de ven­tosa en pos de la acupuntura igualmente surte resultados muy buenos. La moxibustión o la inyec­ción que se hacen en el punto de dolor de los pacientes de esguince, producen también efectos muy satisfactorios.
Fuente:https://acupuntura2010.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *