Electroacupuntura, moxibustión y técnicas relacionadas en el tratamiento del dolor.

La acupuntura ha sido utilizada hace más de 3 000 mil años en la medicina tradicional china. En la actualidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce esta práctica para el manejo integral del dolor y de otras condiciones clínicas. Su aplicación para el manejo del dolor crónico y refractario a los tratamientos convencionales es considerada como una terapia útil, segura, efectiva y placentera no sólo para el manejo del dolor, sino también para disminuir los efectos adversos producidos por los tratamientos oncológicos. En la actualidad la medicina

hace parte de la oferta académica de muchas universidades, hospitales e instituciones dedicadas a la educación médica, con el fin de ampliar el manejo integral del paciente, abarcando su enfermedad desde el contexto integral del ser y permitiendo que la evidencia determine su aplicación clínica.

Acupuntura

La acupuntura es bien conocida y utilizada en la medicina tradicional china desde hace más de 3000 años.

Es la inserción de agujas estériles y muy delgadas en puntos anatómicos seleccionados del cuerpo que, según la medicina tradicional china, corresponden a meridianos energéticos. Existen más de 300 puntos de acupuntura localizados en la superficie del cuerpo. La mayoría de las veces estos puntos están localizados entre músculos, cerca de terminaciones nerviosas y en regiones muy vascularizadas

La técnica de la acupuntura puede ser utilizada mediante la inserción de agujas, laser, presión y electro-acupuntura y todas las técnicas deben ser siempre aplicados en los puntos establecidos.

En la medicina tradicional china la acupuntura tiene un amplio uso y es prácticamente aplicada a la mayoría de las enfermedades. En el occidente del mundo, al involucrar la acupuntura en el tratamiento convencional de las enfermedades, es necesario poder saber con certeza cuándo es útil y segura para los pacientes. Al realizar acupuntura se debe tener especial cuidado con mujeres en período de gestación, pacientes recibiendo tratamiento con corticoesteroides, anticoagulantes, problemas de coagulación y alteraciones del sistema inmune

Desde 1970 la acupuntura empezó a ganar popularidad en Estados Unidos, cuando el New York Times publicó por primera vez su uso luego de la experiencia personal que vivió en China el periodista James Reston.

Los métodos que habitualmente se emplean bajo el término “acupuntura” son múltiples y podemos encontrarlos descritos como:

– Acupuntura: empleo de agujas metálicas sobre puntos especiales de la piel.

– Terapia de puntos gatillo: infiltración muy superficial de puntos reactivos de la piel.

– Electroacupuntura: aplicación de corrientes eléctricas especiales sobre agujas de acupuntura.

– Auriculoterapia: estimulación de puntos reflejo del pabellón auricular.

– PENS: electroestimulación sobre agujas percutáneas, no insertadas en puntos de acupuntura.

– Moxibustión: calentamiento de los puntos de acupuntura por medio de la hierba artemisa china.

Se trata de un procedimiento de raíces milenarias, que deriva de la medicina tradicional china. Cronológicamente, la medicina tradicional china (MTC) sigue el discurrir de la evolución del ser humano. El carácter chino más antiguo para describir la técnica de la acupuntura es “bambú sobre afilado”, 竹子, lo cual indica que la técnica es anterior al desarrollo del Neolítico. Coincidiendo con la etapa de la piedra pulida, aparece el carácter “Pien Tchenn” o punzón de piedra, 者別針, precursor de las agujas de metal, y que fue empleado pasada la frontera del primer centenario tras el nacimiento de Cristo. Sus principios teóricos están expuestos en un texto clásico, el Neijing-Suwen-Lingshu(también conocido como Canon del Emperador Amarillo), de fecha anterior a nuestra era (muy probablemente del siglo IV al III a.C., y considerado el libro de medicina más antiguo de la humanidad. A partir del desarrollo de los metales aparecen las primeras agujas de metal, 針刺 (1). Por lo tanto, la acupuntura tradicional china recibe el nombre en chino de 针灸Zhēnjiŭ (que significa aguja de metal y fuego), y engloba no solo la técnica de inserción de agujas metálicas, sino que hace referencia a la llamada moxibustión, o calentamiento de los puntos acupunturales, la cual generalmente se lleva a efecto con la planta denominada Artemisia sinensis(una planta similar al ajenjo), que, tras ser desecada y triturada, se emplea a modo de cigarros, a los que se prende fuego. A Europa llegan los primeros conocimientos de la acupuntura a través de la Ruta de la Seda, y muchos de sus procedimientos impregnan a la medicina árabe y medieval. En el siglo XVII, los jesuitas franceses y suizos (el padre Hervieu, y Du Halde, entre otros) publican los primeros textos en lengua occidental referentes a la acupuntura. En el siglo XIX, cirujanos como Cloquet manejan agujas metálicas en la piel, aunque con escaso conocimiento, cayendo en desuso.

Los fundamentos de la acupuntura tradicional están basados en una paleomedicina, que se ha mantenido a lo largo de siglos, por la constancia de sus efectos. Las teorías de la medicina china son anteriores a la existencia del método científico y, por lo tanto, sus métodos proceden de la observación y son empíricos.

Según estas teorías, el elemento principal de nuestra actividad física es el llamado Qi (energía), un elemento no visible, próximo a nuestro sentido occidental e hipocrático de “fuerza vital”.

Bases teóricas de la acupuntura tradicional china

Según la medicina tradicional china, la actividad vital está soportada por un “soplo” o energía llamado en chino Qi. El Qi recorre todo el organismo a través de unos “canales” que, como no son visibles, se denominan también “meridianos”. Las agujas metálicas se insertan en puntos especiales de la piel, que corresponden a los llamados canales o meridianos, por donde circula sangre y energía. Las teorías antiguas hacen referencia a los vasos y a los nervios (1). Las teorías clásicas van dando paso a nuevos hallazgos a la luz de la moderna neurociencia.

Canales o meridianos

Existen 12 canales principales. Son en número de 12 y bilaterales. Se definen en función de la dialéctica Yin Yang: 3 canales Yin de la mano, 3 canales Yin del pie, 3 canales Yang de la mano y 3 canales Yang del pie. Los canales principales presentan un trayecto superficial y un trayecto profundo (Fig. 1). Hay 3 canales Yin de la mano que salen de un órgano (tórax o abdomen) y se dirigen a la mano: Shou Taiyin (pulmón), Shou Shaoyin (corazón) y Shou Jueyin (pericardio); 3 canales Yang de la mano que parten de la mano y penetran en los órganos y ascienden a la cabeza y son: Shou Tai Yang (intestino delgado) ID, Shou Shao Yang (Sanjiao) SJ y Shou Yang Ming (intestino grueso) IG; 3 canales Yang del pie que salen de la cabeza y se dirigen al pie: Zu Tai Yang (vejiga) V, Zu Shao Yang (vesícula biliar)VB y Zu Yang Ming (estómago) E; y hay 3 canales Zu Yin que salen del pie y penetran en el tórax o abdomen: Tai Yin (bazo) B , Zu Jue Yin (hígado) H y Zu Shao Yin (riñón) R (Fig. 2).

Los canales y sus colaterales presentan manifestaciones clínicas que sirven de orientación a la terapéutica, y modifican los criterios de aplicación sobre los puntos. La topografía canalar es imprescindible a la hora de aplicar el criterio de tratamiento, de tal forma que las proyecciones del dolor, la presencia de nodulaciones dolorosas, zonas hiperálgicas, e incluso la presencia de telangiectasias, etc. son analizadas de forma sistemática para decidir los puntos del tratamiento.

Se considera que la estructura de los canales está en relación a cómo penetran las fibras a nivel del Tracto de Lissauer, en el asta posterior medular, donde se agrupan las fibras sensibles a la acupuntura, para provocar sensaciones de trayectos lineares a nivel de zonas de la piel.

1

2

Puntos

Los puntos de acupuntura descritos son más de mil, ya que incluyen los correspondientes a los canales, y también los llamados “extraordinarios” o “extracanalares”, la mayoría de ellos descubiertos más recientemente. El principio básico de la elección de los puntos se fundamenta en la teoría clásica china de buscar el reequilibrio de la circulación de los canales, causa de la enfermedad, por estimulación de los citados puntos. Modernamente estas teorías han sido puestas en evidencia por estudios científicos, que han demostrado que el efecto principal de la puntura se produce por estímulo sobre los puntos acupunturales, con carácter específico dado que se encuentran en el trayecto de los principales nervios del cuerpo.

Si un punto de acupuntura envía su información a través de nervios, la estimulación retrógrada de las fibras nerviosas debería posibilitar identificarlos en la superficie de la piel

Método de la acupuntura y moxibustión

  • Agujas

La acupuntura emplea agujas metálicas, muy finas y pulidas, de diferentes longitudes y calibres dependiendo de la zona que haya que punturar. Son estériles y desechables. Las medidas varían desde media pulgada, hasta 8 y 10 pulgadas. Lo normal es manejar agujas de entre 1 a 3 pulgadas. En una sesión normal, se suelen emplear de 10 a 12 agujas. Tras la inserción, que es prácticamente indolora, se procede a la manipulación acupuntural, que básicamente son movimientos de vaivén y rotación, hasta que los tejidos impiden seguir rotando. Estos movimientos buscan provocar la llamada “sensación acupuntural”, también llamada Deqi. Tras la obtención de esta sensación, se realizan maniobras repetidas sobre las agujas o bien se estimulan eléctricamente o se calientan con la moxibustión.

Una sesión no supera por lo general los 40 minutos, y de promedio basta con media hora. Hoy sabemos que estimulaciones muy repetidas y mantenidas en el tiempo, de más de una hora, pueden desencadenar reacciones contrarias a las buscadas (hiperalgesia).

  • Moxas

La moxibustión consiste en aplicar calor a los puntos de acupuntura. En algunos casos se cauteriza el punto de acupuntura pero en la mayoría de las ocasiones solo se aplica calor. El método de la moxibustión permite activar los receptores térmicos de la piel, y de esta forma provocar estímulos que compiten con los sistemas de modulación del dolor a nivel de asta posterior medular, y controlar procesos de dolor, sobre todo osteoarticular. Para calentar los puntos de acupuntura, se pueden emplear cigarros de polvo de la planta Artemisia sinensis (ajenjo), conos de moxa, y otros sistemas de aplicación indirecta de la moxa con intermedio de plantas. El estímulo de la moxibustión puede alcanzar diferentes niveles a nivel cutáneo y ejercer diferentes efectos según la capa afectada.

  • Electroacupuntura

La introducción de nueva tecnología a la acupuntura ha supuesto un gran cambio en los métodos. La irrupción de aparatos de electroacupuntura en los años cuarenta no ha cesado en su avance. Los equipos de electroacupuntura emplean corrientes cuadradas de baja frecuencia, que se mueven en los rangos de 2 a 100 Hz.

4.jpg

Mecanismos de acción de la acupuntura en el tratamiento del dolor

Son muchos los trabajos que demuestra que la analgesia por acupuntura se produce y reproduce como modelo experimental en animales. Por lo tanto, la analgesia acupuntural tiene una fundamentación fisiológica. Diferentes autores desde 1970 hasta hoy han aclarado los mecanismos de la analgesia por acupuntura. Las primeras consideraciones respecto a los efectos analgésicos de la acupuntura hacen suponer que esta actúa por múltiples mecanismos y a diferentes niveles (Tabla I).

Mecanismos neurobiológicos de la analgesia acupuntural

  • Nivel segmentario medular

La acupuntura actúa poniendo en marcha los mecanismos de acción de la “puerta de entrada” a nivel de la sinapsis entre la neurona periférica y la de transmisión central. Esto se ha comprobado por varios estudios, como la correspondencia entre los dermatomos en los que se colocan las agujas y los mielómeros donde se ejerce el efecto analgésico. También se ha constado la inhibición del reflejo postináptico del axón y la aparición de un potencial negativo de raíz posterior, por acción de la acupuntura. La mayor parte de las acciones de la analgesia por acupuntura son producidas a nivel presináptico espinal, sin embargo, hay otras estructuras superiores implicadas. Diferentes autores afirman que la vía por la que caminan los impulsos inhibidores ejercidos por la analgesia por acupuntura se localizan en el cordón lateral, pars ventralis, del lado opuesto de la estimulación. Por ello, la sección de estos cordones por la parte lateral no inhibe la acción de la acupuntura. La anestesia por medio de anestésicos locales de un punto de acupuntura inhibe sus efectos. Nosotros pudimos localizar en 1988 las estructuras medulares, que estaban implicadas en dicha analgesia, al aplicar marcadores inmunocitoquímicos para la metencefalina (MetENK), en gatos sometidos a electroacupuntura de baja frecuencia.

  • Acción a nivel Diencefálico

La lesión de zonas específicas del diencéfalo revierte la analgesia acupuntural, concretamente la zona del raphe magnus y las vías descendentes serotonérgicas, que son muy importantes en esta acción. La aplicación de sustancias que inhiben la síntesis de serotonina, como la dicloroparafenilalanina (DCPFAL), muestran reducciones notables de la analgesia de la acupuntura. De igual forma, la naloxona revierte los efectos de la analgesia acupuntural, lo que demostró hace años su mecanismo opiáceo-hormonal. El núcleo caudado también está en relación con los efectos de la acupuntura.

  • Acción a nivel Talámico

La acupuntura inhibe de manera específica neuronas que responden a estímulos dolorosos, localizándose en núcleos ventro mediales.

  • Acción a nivel Cortical

Aun de manera imprecisa, se considera que la acupuntura es capaz de actuar sobre la corteza motora y tiene acción sobre los estados emocionales, posiblemente por acción sobre el GABA. Las técnicas de resonancia magnética funcional en los últimos años han aportado datos muy esclarecedores de las acciones corticales específicas de la acupuntura.

VENTOSAS
Método empleado para tratar enfermedades, que produce un estasis sanguíneo local.
Se usa un pequeño recipiente, en el cual se crea un vacío por medio del fuego. En la
actualidad se utilizan recipientes de vidrio o bambú de diferentes tamaños (de 1 a 3
cun de diámetro).
Se describen 5 tipos de ventosas:
– Ventosa sencilla: se coloca la ventosa en el sitio elegido hasta que aparezca la
equimosis.
– Ventosa con sangría: se realiza una punción con aguja de 3 filos, con una aguja
gruesa (por ejemplo aguja Yuanli) o con varias agujas filiformes y, al retirarlas, se
aplica la ventosa, con lo que se facilita o se hace más abundante el sangrado. En este
caso, puede o no dejarse que se forme la equimosis.
– Ventosa con acupuntura: se coloca una aguja en un punto y, luego de realizar las
maniobras de tonificación o dispersión según proceda, se coloca sobre la aguja la
ventosa. La raíz del mango de la aguja no debe tocar la piel y la aguja no debe tocar
el fondo de la ventosa.
– Ventosa rápida: se coloca la ventosa y, tan pronto como se produce la succión, se
retira. La maniobra se repite hasta que la piel se humedece y enrojece sin llegar a
formar equimosis.
– Ventosa móvil: se aplica una pequeña cantidad de grasa a la piel o a la boca de la
ventosa. Una vez colocada esta, el terapeuta la desplaza hacia arriba y abajo o hacia
los costados hasta que toda la zona se vuelve enrojecida o equimótica. Para evitar
lesiones o molestias, la succión no debe ser muy intensa, se deben revisar los bordes
de los recipientes para asegurarse de que no tengan rebordes que puedan provocar
laceraciones. Cuando la sustancia grasa se aplica sobre la piel, se pueden seleccionar
sustancias oleosas con propiedades medicinales que refuercen los efectos
perseguidos

Conclusiones:

La acupuntura, una alternativa en el tratamiento del dolor 7 enfermedades que cursan sobretodo con dolor crónico como la artrosis, dolor cervical y lumbar ha sido demostrada con diversos ensayos clínicos. Así es que por todo lo anterior mencionado, debería considerarse prioritario potenciar y desarrollar estudios rigurosos de coste-efectividad de la aplicación de la acupuntura, pues esta medicina tradicional China puede constituir una alternativa ideal en el tratamiento de múltiples enfermedades pues después de analizar una gran cantidad de fuentes de información, nos damos cuenta que los beneficios de este tratamiento alternativo superan en gran cantidad a los perjuicios que se pudieran presentar al emplearlo. La utilización de la acupuntura acompañada de un tratamiento farmacológico para el alivio del dolor, generalmente compuesto por algún anti-inflamatorio no esteroideos (AINEs), nos parece de gran relevancia resaltar que en estos casos, la dosis del fármaco se reduce, porque la acupuntura funciona como un tipo de “analgésico natural” ya que induce la producción de endorfinas y disminuye la cantidad de sustancia P circulante.

 

Autores:

Cinthya Carolina Aldama Lopez
Karen Leonela Salinas Beltran
Aldair Alva García
Karla Yunuen Estrada García
Maria Guadalupe Hernandez Cajero
Naomi Shantal Peralta Martinez

VIDEO: https://www.youtube.com/watch?v=JTWcBUvZ1lU

Bibliografía:

Articulo base: http://scielo.sld.cu/pdf/san/v18n5/san13514.pdf

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-80462013000500006

http://www.scielo.org.co/pdf/cesm/v29n2/v29n2a11.pdf

 

Fuente: https://desarrolloacupuntura1104.wordpress.com/2017/12/06/medicina-integrativa-metodos-de-manipulacion-electroacupuntura-moxibustion-y-tecnicas-relacionadas-en-el-tratamiento-del-dolor/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.