Yolanda Dorado

La Acupuntura como camino

Pronto hará diez años que me dedico profesionalmente a la Medicina China y más concretamente a la Acupuntura. En este periodo de tiempo he sido consciente de que no es sólo mi profesión, también es un camino de vida.

Empecé a estudiar Medicina China por la necesidad de conocer otras herramientas para poder entender y abordar las enfermedades a las que la Medicina Occidental no daba una solución eficaz y poco a poco fui siendo consciente de que la Acupuntura capaz de abordar y tratar todas esas patologías que el cuerpo puede llegar a desarrollar.

Estudié 4 años Medicina China en la Fundación Europea de Medicina China, después realicé el curso puente de dos años más en la Universidad del Atlántico. En el 2016 me fui a Pekín a realizar prácticas en hospitales para seguir descubriendo los secretos desde la misma fuente.

En 2016 Abrí mi centro de Medicina China en Pozuelo de Alarcón donde vengo desarrollando a diario mi actividad profesional atendiendo a cientos de pacientes a la semana y donde me di cuenta de que no solo es mi profesión, es mi pasión.

La Acupuntura trata al cuerpo como un todo, como algo indivisible donde si algo está afectado va a afectar a lo siguiente, por lo que ver el cuerpo por “trozos” es el error. Alma, cuerpo y mente son indivisibles y si alguna de ellas esta enferma, enfermará a las demás.

También en la vida diaria nos pasa esto, si no estamos bien animicamente, enfermaremos físicamente por este motivo, hay que abordar el cuerpo como un maravilloso conjunto de funciones indivisibles y, esto lo hace la Acupuntura.

Cuando viene una persona al centro y me dice que le duele la cabeza, que padece migrañas desde hace tiempo, lo primero que hago es buscar la raíz del problema para así poder ir a tratar la verdadera causa que le está produciendo ese dolor. 

Imaginaros que esa migraña es como un grifo que está abierto y la caída del agua es el dolor, hay terapias que lo que hacen es poner toallas para que el agua no llegue a rebosar, pero la Acupuntura, lo que realmente busca hacer es cerrar el grifo para que no haya problema. Esta es la Medicina que yo buscaba, la que es capaz de acabar con el problema y la encontré en la Acupuntura. 

Cuando día tras día eres capaz, a través de la Acupuntura, de cerrar ese grifo con las personas que depositan la confianza en ti, entonces te das cuenta de que has encontrado sentido a tu profesión, que cuentas con una herramienta muy potente y que puedes ayudar a muchísimas personas a recuperar su calidad de vida. En ese momento, la Acupuntura se convierte en mi camino de vida.

Yolanda Dorado

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.