Eficacia de la acupuntura / acupresión en el Prevención y tratamiento de las náuseas y los vómitos en varias poblaciones de pacientes Implicaciones para la Práctica

El siguiente artículo analiza los resultados de diferentes estudios sobre la eficacia de la acupuntura y la acupresión en el control de náuseas y vómitos por diferentes motivos. Nosotros vamos a centrarnos en aquellos resultados donde las náuseas y los vómitos son producidos o secundarios a la administración de quimioterapia

Así mismo, recogemos la información del artículo sobre la estimulación por acupresión de PC6 con los resultados obtenidos en pacientes quirúrgicos y el control postoperatorio de la emesis.

Al final del post tenéis la referencia bibliográfica correspondiente para que podáis consultar el artículo en su totalidad.

Náuseas y vómitos, acupuntura y quimioterapia

Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios frecuentes asociados con los tratamientos de quimioterapia. Esta incidencia se debe en gran medida al potencial emético de los fármacos utilizados en quimioterapia. Aproximadamente el 30% de los agentes quimioterapéuticos inducen náuseas y vómitos importantes.

Los síntomas relacionados con las náuseas y los vómitos pueden ocurrir en 3 momentos diferentes:  durante la anticipación que ocurre antes de la administración de la quimioterapia;   inmediatamente o de forma aguda hasta 24 horas después de la infusión; y tardía, que ocurre pasadas las 24 horas después de la administración de la quimioterapia y dura de 4 a 5 días.

Con respecto a la quimioterapia, el objetivo general de la terapia antiemética es reducir o prevenir las náuseas y los vómitos, lo que permitirá a los pacientes mantener una hidratación adecuada y tomar alimentos, lo que ayuda a preservar la calidad de vida al tiempo que evita posibles trastornos electrolíticos, desnutrición y deshidratación.

A pesar de la actuales terapias antieméticas disponibles, los trastornos gastrointestinales afectan entre el 45% y el 75% de los pacientes que reciben tratamientos antineoplásicos.

Se realizó un estudio reciente utilizando un formato controlado aleatorio en el que se administró acupuntura a 17 pacientes los días 1, 2, 3 y 5 de cada ciclo de quimioterapia y, en general, los resultados representaron un total de 52 ciclos de quimioterapia. Los resultados del estudio mostraron que el grupo que recibió acupuntura tuvo una tasa de aparición de náuseas y vómitos que estuvo entre el 4% y el 19% durante los días 1 a 5 después de la quimioterapia, en comparación con el grupo de control, que mostró una tasa de aparición de náuseas y vómitos. del 28% al 51% durante el período de tiempo correspondiente. Los resultados de este estudio mostraron que la acupuntura fue eficaz para aliviar los vómitos y las náuseas durante el período de 5 días después de la quimioterapia.

Otro estudio, de Xie J et al. demostró que el uso de acupuntura era una terapia segura y eficaz para aliviar el malestar gastrointestinal de los pacientes después de la quimioterapia en el cáncer hepático al medirse tras 5 días después del tratamiento frente al grupo de control.

También vale la pena señalar, como en otros estudios discutidos anteriormente, que la seguridad y tolerabilidad de la acupuntura es muy buena en aquellos pacientes con náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia.

Eficacia clínica de la acupuntura del pericardio 6 en la prevención de náuseas y vómitos posoperatorios

Para ayudar a combatir la incidencia de NVPO (náuseas y vómitos postoperatorios), se han investigado avances recientes en el uso de acupuntura / acupresión como alternativa a los tratamientos farmacológicos actuales.

En relación con la acupuntura, una gran mayoría de la investigación se ha centrado en examinar la eficacia de la estimulación de la muñeca en el “punto de acupuntura del pericardio (PC6)” para reducir las náuseas y los vómitos, aunque el proceso mediante el cual esta intervención previene específicamente las NVPO no ha sido establecido en la medicina occidental.

La investigación ha señalado que en una revisión de 6 estudios agrupados (580 participantes), el uso de acupuntura PC6 resultó en una incidencia del 30,8% de NVPO frente al 43,4% del grupo de control, que no tenía ninguna intervención previa.

Se realizó otro análisis utilizando una revisión amplia de la base de datos Cochrane, que incluyó 59 ensayos que se llevaron a cabo entre 1986 y 2015, con 7677 pacientes que recibieron cirugía electiva, 7 de los cuales se realizaron con 727 pacientes pediátricos. Este análisis encontró que, en comparación con el tratamiento SHAM, que es un placebo, la estimulación del punto de acupuntura PC6 produjo un efecto beneficioso clínicamente significativo en la reducción de la incidencia de náuseas, vómitos y la necesidad de recuperar antieméticos.

También es importante tener en cuenta el tiempo de aplicación de la acupuntura y su relación con la eficacia clínica al educar a los pacientes que experimentan náuseas y vómitos. Dado que la acupuntura no es un fármaco, sus efectos no son inmediatos y la repetición de la estimulación del punto para aumentar la eficacia y la duración de esta intervención es un componente fundamental del éxito. La investigación ha señalado que los pacientes que recibieron acupuntura PC6 30 minutos antes y hasta 72 horas después de la cirugía aumentaron significativamente las respuestas completas al tratamiento (68%) en comparación con aquellos que sólo la recibieron antes de la cirugía (43%).  

Es importante tener en cuenta la cantidad de tiempo que tarda en realizarse el procedimiento de acupuntura. En la gran mayoría de las investigaciones que se evaluaron, comúnmente se acuerda que el tiempo óptimo durante el cual se realizará la acupresión de PC6 es durante 1 minuto de compresión inicial con 2 presiones adicionales de 30 segundos durante los siguientes 5 minutos, lo que logró una respuesta completa del 87% frente a otras técnicas de estimulación.  

Morehead A, Salmon G. Efficacy of Acupuncture/ Acupressure in the Prevention and Treatment of Nausea and Vomiting Across Multiple Patient Populations Implications for Practice. Nurs Clin N Am 55 (2020) 571–580. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.cnur.2020.07.001

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.