La terapéutica acupuntural en el tratamiento de la Psoriasis

La psoriasis (del término griego “psora” cuyo significado es picor) ya se conocía desde los tiempos más remotos; dado que su descripción y tratamiento se han encontrado en el papiro de Ebers, datado en torno a 1550 a. de C.

Según la biomedicina, la psoriasis es una patología de la piel. Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica y recurrente de causa desconocida (no infecciosa) determinada por la presencia de hiperplasia epidérmica y una activación inmune inapropiada, caracterizada por placas eritematosas bien delimitadas y a menudo cubiertas por escamas plateadas.

Su apariencia varía desde las placas típicas crónicas que se extienden desde los codos, las rodillas, el cuero cabelludo (a veces los pliegues) hasta la forma pustular generalizada aguda.

Para la Medicina Tradicional China (MTC), los trastornos de esta enfermedad se deben a invasión de factor patogénico Viento, que penetra en el nivel Yin y Sangre causando Deficiencia de Yin, Calor en la Sangre, exceso de Calor, Humedad-Calor y estancamiento de la Energía y de la Sangre que llevarán la desarmonía básica de los patrones de Pulmón, Riñón e Hígado y, también por desarmonía, entre Chong Mai y Ren Mai.

Las enfermedades de la piel se relacionan con el Pulmón y este rige la piel, el vello del cuerpo y su principal emoción (la tristeza), por lo que es fundamental tratar las causas psicológicas. De acuerdo con la opinión de Dahlke, el plano corporal tiene relación con la piel (determinación, contacto, cariño) y en el plano sintomático (estrés) hay la formación de coraza, miedo de herir, pues “detrás de una cáscara dura se esconde un hueso blando”. Y en este sentido, la acupuntura trata el equilibrio emocional, controlando el nerviosismo, la ansiedad y la impaciencia.

En Europa la psoriasis presenta una incidencia de alrededor del 2%, mientras que en Asia y África su prevalencia es rara. Esta afección puede aparecer a cualquier edad, aunque es poco probable que lo haga antes de los cinco años.

Desde el punto de vista epidemiológico se verifican 2 tipos: la de tipo I que aparece en los adolescentes con antecedentes familiares de psoriasis y la de tipo II que aparece entre los 50 y los 60 años en personas que no suelen tener antecedentes familiares.

En función de sus características, la psoriasis se puede clasificar como:


  • Psoriasis en placas.


  • Psoriasis en gota.


  • Psoriasis flexural.


  • Psoriasis localizada.


  • Psoriasis pustulosa generalizada.


  • Psoriasis en las uñas.


  • Artritis psoriásica.

En la psoriasis en placas estas se describen como bien definidas: en forma de disco envolviendo los codos, las rodillas, el cuero cabelludo o la línea de nacimiento del cabello.

La psoriasis en gota es una erupción simétrica aguda de lesiones (normalmente en el tronco y los miembros) que muestran el aspecto de una superficie salpicada con gotas de lluvia. Esta forma suele afectar a adolescentes o adultos jóvenes y su aparición puede deberse a una infección estreptocócica de la garganta.

La psoriasis flexural afecta a los pliegues de la ingle y a las áreas bajo las mamas y se observa con frecuencia en los ancianos.

La psoriasis localizada se puede ver en las palmas de las manos y las plantas de los pies, los dedos de los pies, las uñas y el cuero cabelludo.

La psoriasis pustulosa generalizada es un tipo raro de psoriasis que se caracteriza por la presencia de pústulas en todo el cuerpo. Su inicio es agudo y el paciente se siente mal, con fiebre y malestar.

La psoriasis en las uñas se describe como una depresión de la uña y esta alteración es la más común en este tipo de psoriasis, seguida de la separación del borde distal de la uña del lecho ungueal. La presencia de hiperqueratosis subungueal con formación de queratina debajo del borde distal de la uña afectan principalmente a las uñas de los dedos de los pies.

Finalmente, la artritis psoriásica se caracteriza por la presencia simultánea de artritis y psoriasis que recuerda a la artritis reumatoide.

Otra señal de diagnóstico de la psoriasis es el signo de Auspitz, que se observa raspando las escamas superficiales que van a revelar pequeños puntos de sangrado.

Como existen varios tipos de psoriasis, hay otras enfermedades de la piel que se pueden diagnosticar de forma incorrecta como psoriasis. La MTC trata las enfermedades de la piel de acuerdo con el síndrome que se manifiesta y no en función del tipo de enfermedad de la piel.

Etiología de la psoriasis en Medicina Tradicional China

Los síndromes que causan la psoriasis son el Calor en la Sangre, la Deficiencia de Sangre y la Sequedad, la Estasis de la Sangre y la Humedad-Calor.

El síndrome Calor en la Sangre se caracteriza por la presencia de máculas o pápulas rojas que aumentan y proliferan rápidamente y escamas rojas que se desprenden fácilmente cuando se raspan.

La Deficiencia de Sangre y la Sequedad se caracterizan por placas pálidas y muy secas cubiertas por una fina capa de escamas blancas. La evolución es lenta, con nuevas lesiones que surgen esporádicamente.

La Estasis de la Sangre se caracteriza por placas de color púrpura oscuro cubiertas por escamas gruesas.

La Humedad-Calor se caracteriza por las máculas o pápulas de color roja oscuro cubiertas por escamas grasas o gruesas, similares a costras. En la piel húmeda también puede haber pústulas y los lugares más afectados son las palmas de las manos, las plantas de los pies y los pliegues cutáneos.

Según la teoría psicoanalítica, el portador de psoriasis es siempre una persona extremadamente carente de afecto, probablemente desde la infancia, víctima de exigencias rígidas de responsabilidades por encima de sus posibilidades. Para algunos psicoanalistas la psoriasis es una “expresión pasional del odio que uno siente por sí mismo”.

En este sentido, el apoyo psicológico es importante y constituye una contribución esencial. Esta enfermedad es difícil de soportar y desencadena angustia, ansiedad y dificultad para la interacción social puesto que no suele ser bien comprendida o aceptada.

Para algunos autores, los factores emocionales se encuentran en el 70% de los casos reportados como factor desencadenante o de exacerbación de la enfermedad y son representados por estrés físico o emocional, por las pérdidas o modificaciones en los diferentes ámbitos de la vida (matrimonio, viudez, separaciones).

Para la MTC la emoción característica del Pulmón es la tristeza que afecta al Corazón. La tristeza agota el Qi y genera Deficiencia de Qi llevando a la Estasis de Qi, que a su vez lleva a la perturbación del alma etérea (Hun), luego el Yin de Hígado queda afectado.

El Corazón agitado presiona los lóbulos del Pulmón, el Triple Calentador Superior queda obstruido y el Qi nutritivo (Ying Qi) y de defensa (Wei Qi) no consiguen circular libremente. En las mujeres, la Deficiencia de Qi de Pulmón conlleva normalmente la Deficiencia de Sangre.

Tratamiento en Medicina Tradicional China-acupuntura

Desde el punto de vista energético, los estudios afirman que la psoriasis es la perturbación del Jing anatómico del Pulmón. Y es él quien comanda la Energía defensiva (Wei Qi), abundante en esta capa, pero también los líquidos orgánicos (Jin Ye) aquí presentes.

La MTC posee un diagnóstico diferenciado que analiza como causa de la desarmonía los cambios en el flujo de la Energía en lugar de los cambios en los componentes estructurales del organismo, tal como hace la medicina occidental.

Así, cuando se piensa en el tratamiento hay que tener presente la necesidad de distinguir entre las psoriasis más eritematosas y aquellas con predominancia escamosa, pues el tratamiento también será diferente.

Objetivo

La concretización de este estudio siguió una línea específica de orientación, destacando los siguientes objetivos:


  • Demostrar la eficacia de la acupuntura para aliviar la sintomatología provocada por la psoriasis.


  • Sugerir la introducción de la MTC como un complemento terapéutico muy importante en el abordaje de los pacientes con psoriasis en contextos clínicos.

Ficha de identificación


  • Mujer de 60 años. Evolución de la psoriasis desde hace 10 años desencadenada por factores de estrés y preocupación.


  • En opinión de esta paciente los factores emocionales fueron grandes potenciadores de la evolución de la enfermedad y del agravamiento de las crisis. Tal como ella refirió, a los 8 años la internaron en un colegio lejos de casa, lejos de la madre; lo que le provocó un gran sentimiento de tristeza y angustia: “mi padre me apartó de mi madre”. Se casó y vivió un matrimonio “horrible”e “infeliz”, vio su proyecto de vida echado por tierra: “esa es mi mayor pena”. Su enfermedad comenzó hace 10 años con la aparición de placas en los codos y el cuero cabelludo. Hace 3 años presentó una crisis mayor, con agravamiento de las placas que proliferaron por todo su cuerpo, con eritema, pápulas, placas y escamas en casi todo el cuerpo, la cara y edema en los miembros.

Diagnóstico en la medicina china

Después de analizar los signos y síntomas, una vez realizada la anamnesis se concluyó que se trataba de una dermatitis por Deficiencia de Qi y Sangre (Qi Xue Liang Xu) en la que la Deficiencia de Sangre (Xue Xu) lleva a la Deficiencia de Yin (Yin Xu). Por su parte, esta Deficiencia de Yin va a causar —en un principio— Calor interno (Nei Re) y —posteriormente— Viento interno (Nei Feng) manifestado por prurito. Esto se debe a la Deficiencia de Sangre, porque los tejidos y la piel no se nutren y provoca sequedad de la piel y aumento del prurito. La paciente presentaba falta de vitalidad, astenia, cara pálida, lengua pálida y gruesa y pulso fino, débil y rápido. Se trataba de una situación de vacío en la raíz y exceso en la superficie por lo que era fundamental llevar a cabo una intervención terapéutica a ambos niveles. En las imágenes de las figuras 1 a 3 se muestran los cambios en la piel de todo el cuerpo cuando inició el tratamiento.

Cambios en la piel de todo el cuerpo al inicio del tratamiento.

Figura 1.

Cambios en la piel de todo el cuerpo al inicio del tratamiento.

 
 
Cambios en la piel de todo el cuerpo al inicio del tratamiento.

Figura 2.

Cambios en la piel de todo el cuerpo al inicio del tratamiento.

 
 
Cambios en la piel de todo el cuerpo al inicio del tratamiento.

Figura 3.

Cambios en la piel de todo el cuerpo al inicio del tratamiento.

 
 

Principios de tratamiento

Dispersar el Calor de la Sangre (Xue). Tonificar el Qi, la Xue y el Yin.

Plan de tratamiento

Este estudio se llevó a cabo en el centro clínico donde se realizaron 10 sesiones semanales de acupuntura a lo largo de 2,5 meses. En este mismo estudio se garantiza el anonimato de la paciente.

En la tabla 1 se muestran los puntos de acupuntura utilizados tras realizar el diagnóstico en la primera cita médica; se optó por realizar un plan de tratamiento utilizando los siguientes puntos: V 13 Feishu; B 6 Sanyinjiao; E 36 Zusanli;Du 14 Dazhui; V 20 Pishu; V 23 Shenshu; E 40 Fenglong; V 17 Geshu; B 10 Xuehai; VB 20 Fengchi; IG 11 Quchi; E 9 Renying; SJ 6 Zhigou;Du 13 Taodao, y V 18 Ganshu.

Tabla 1.

Puntos de acupuntura seleccionados

Puntos Función
V 13 (Feishu) Expele el Viento (Frío, Calor y Sequedad), tonifica el Pulmón y regula el Wei Qi y el Ying Qi
B 6 (Sanyinjiao) Vigoriza Xue (Sangre); Armoniza el Bazo, el Hígado y el Riñón; mueve, tonifica y alza el Qi; mueve, nutre y refresca la Xue (Sangre)
E 36 (Zusanli) Armoniza el Estómago y tonifica el Bazo; tonifica el Qi, la Xue, el Yin, el Yang y el Yuan Qi; armoniza WeiQi y YingQi, tranquiliza el Shen, expulsa la Humedad, el Frío y el Viento
Du 14 (Dazhui) Expulsa el Viento-Calor; elimina el Calor y el Viento internos; beneficia a Wei Qi y YingQi; tonifica el Yang y aclara la mente
V 20 (Pishu) Tonifica el Bazo (Qi,Yang y Xue); disuelve la Humedad y la Flema; regula el Jiao medio e inferior
V 23 (Shenshu) Tonifica el Riñón (Qi,Yang, Yin y Jing), nutre la Sangre, luego ayuda a sustituir la esencia, renovar el JingQi; si hay más Jing se logra generar más Sangre
E 40 (Fenglong) Regula el Qi de Bazo y transforma la mucosidad y la Flema
V 17 (Geshu) Gobierna la Sangre, nutre, mueve, refresca y retiene, tonifica y dirige el Qi, armoniza el diafragma y el tórax (emociones estancadas)
B 10 (Xuehai “Hace todo por la Sangre”: nutre, mueve, refresca y retiene la Sangre
VB 20 (Fengchi) Extingue el Viento interno, pacifica el Yang de Hígado, dispersa el Calor y el Fuego, circula el Qi y la Sangre de Hígado, tranquiliza el Shen)
IG 11 (Quchi) Elimina el Calor interno y externo, refresca la Sangre, quita el Fuego de Hígado
E 9 (Renying) Regula la subida del Qi (para las lesiones de la cara)
SJ 6 (Zhigou) Elimina el Calor de la Sangre, mueve el Qi en los 3 calentadores y expulsa el Viento-Calor (para las lesiones de los brazos)
Du 13 (Taodao) Elimina el Calor interno, tranquiliza el Shen
V 18 (Ganshu) Mueve y nutre la Sangre de Hígado, mueve y tonifica el Qi de Hígado, elimina el Calor, extingue el Viento interno
 

Asimismo, en la tabla 2 se muestran los puntos de auriculopuntura seleccionados: Pulmón, Shenmen, Endocrino, Riñón, Suprarrenal, Corazón e Intestino Grueso.

Tabla 2.

Puntos de auriculopuntura seleccionados

Puntos Función
Pulmón El Pulmón gobierna la piel
Shenmen Regula las emociones
Endocrino Equilibrio hormonal
Riñón Regula los líquidos orgánicos
Suprarrenal Tonifica el Yang de Riñón
Corazón Calma las emociones; regula la Sangre
Intestino Grueso Equilibrio en la relación Biao-Li con el Pulmón
 

Se utilizarán agujas de 0,25mm × 40mm para la acupuntura sistémica y semillas de mostaza en los puntos auriculares.

Manipulación: VB 20 Fengchi, B 9 Yinlingquan, E 40 Fenglong, V 28 Pangguangshu, V 39 Weiyang e IG 4 Hegu en sedación (xie fa); H 3 Taichong, R 3 Taixi, R 10 Yingu y E 36 Zusanli en tonificación (bu fa); todos los otros en tonificación-sedación equilibrada (ping bu ping xie).

Se utilizaron ventosas en los siguientes puntos: Du 14 Dazhui; Du 13 Taodao; V 18 Ganshu, y V 20 Pishu.

Durante el tratamiento se animó a la paciente a realizar actividades de ocio y se le aconsejó que intentara controlas sus emociones y estrés mental. Asimismo, se recomendó a la paciente que mejorara su conducta alimentaria evitando el consumo de carnes rojas, picantes, alcohol, bebidas gaseosas, café, alimentos excesivamente refinados y gluten, optando por alimentos frescos, frutas y verduras.

Resultados

Después de 10 semanas de tratamiento, la paciente se encuentra mucho mejor: el prurito ha disminuido y presenta menor volumen corporal, sin edemas figuras 4 y 5

Cambios en la piel a las 10 semanas de tratamiento.

Figura 4.

Cambios en la piel a las 10 semanas de tratamiento.

 
 
Cambios en la piel a las 10 semanas de tratamiento.

Figura 5.

Cambios en la piel a las 10 semanas de tratamiento.

 
 

Conclusiones

El curso del tratamiento se realizó satisfactoriamente, realizando sesiones semanales de acupuntura, con una mejora considerable de las lesiones. Emocionalmente, la paciente refirió sentirse más tranquila y tener mayor autoestima. El hecho de conseguir una disminución del volumen corporal fue un incentivo para mantener las sesiones, ya que la dieta de desintoxicación que siguió, aportó beneficios gastrointestinales y una mejor función de los órganos involucrados.

La paciente regresa todos los años para el mantenimiento de las manifestaciones dermatológicas y para mejorar el control de sus emociones.

A través de la MTC se pueden obtener resultados satisfactorios en el tratamiento de la psoriasis y presentar una mejora del cuadro clínico, tanto a nivel de la reducción de las manchas como de los síntomas emocionales.

La acupuntura se ha utilizado en el tratamiento de esta afección durante muchos años. Varios estudios muestran que la aplicación de acupuntura proporciona resultados satisfactorios. Se constató que la acupuntura es un método alternativo con el que se obtienen buenos resultados. Es una forma de tratamiento natural cada vez más buscada para el cuidado de la psoriasis, puesto que ofrece auxilio independientemente del sexo o la edad. La acupuntura se considera un tratamiento complementario para reducir o eliminar los efectos de la psoriasis y mejorar la autoestima y la calidad de vida del paciente.

En conclusión, este caso sugiere que la acupuntura puede ser una combinación eficaz de tratamiento adyuvante para la psoriasis. Aunque este es solo un caso clínico de tratamiento que concluye con éxito, no se puede generalizar a partir de un solo caso y sería interesante realizar una investigación más amplia sobre este tema.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

BIBLIOGRAFÍA
[1]
R. Dahlke.
A doença como símbolo: pequena enciclopédia de psicossomática.
Cultrix, (2013),
[2]
M. Vieira.
Compêndio de Síndromes em Medicina Chinesa.
Causa das Regras, (2014),
[3]
Medicina. C. Entendendo a psoríase [online]. Disponible en: http://medicinachinesa-us.blogspot.pt/2009/09/entendendo-psoriase.html. Consultado 10 Mar 2017.
[4]
A.C. Toledo.
Acupuntura no tratamento da psoríase.
Roca, (2013),
[5]
G. Maciocia.
Os Fundamentos da Medicina Chinesa: um texto abrangente para Acupunturistas e Fitoterapeutas.
2.a ed, Roca, (2007),
[6]
J. Ross.
Zang Fu: Organes et entrailles en Médecine Traditionnelle Chinoise.
France Médic, (1989),
[7]
Gomes F. Psoríase [online]. Disponible en: http://acupunturarj.xpg.uol.com.br/psoriase.html. Consultado 10 Mar 2017.
[8]
M. Vieira.
Breviário de Medicina Tradicional Chinesa.
Causa das Regras, (2015),
[9]
P.R. Lima.
Manual de Acupuntura: Direto ao Ponto.
2.a ed, Editora Zen, (2016),
[10]
L.C. Huang.
Auriculotherapy – Diagnosis and Treatment.
Longevity Press, (1996),
 
 
Autores:

Filomena Paulo, Marco Vieira,

, Conceição Martins, Manuela Ferreira

Escola Superior de Saúde de Viseu, Instituto Politécnico de Viseu, Viseu, Portugal
Serviço de Obstetrícia/Ginecologia, Centro Hospitalar Tondela-Viseu, Viseu, Portugal
Clínicas Oriental Med, Viseu, Portugal
 
Fuente: Elservier. Revista internacional de Acupuntura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.