Las hortalizas del invierno

La Medicina Tradicional China, defiende la dieta “lógica”.

Se trata de la dieta aplicada a los humanos siguiendo los parámetros de lo que es natural, como natural es utilizar la fruta y verdura del tiempo y de nuestra proximidad.

Hoy hablamos de los consejos generales sobre la verdura común de invierno.

Presentamos aquí unos parámetros básicos de como utilizar las verduras así como las
propiedades básicas que nos aportan.

Las verduras son consideradas YIN para la Medicina China.

Sus propiedades son la base para muchas de nuestras funciones fisiológicas, pero debemos empezar por saber cómo cocinarlas para evitar alguno de sus problemas comunes.

Para evitar los olores azufrados al hervirlas, podemos añadir un poco de pan mojado en vinagre o un poco de leche.

Para evitar la flatulencia que producen, hay que hacer un escaldado previo y luego cambiar el agua de cocción. También lo podemos hacer añadiendo tomillo, orégano, comino, romero.

BRÓCOLI: de NOVIEMBRE a ABRIL.
-Elevado contenido de vitamina C, FIBRA y MINERALES.
-El intenso color verde es por el alto contenido en PRO-VITAMINA A.
-Bajo contenido energético.
-Conservar en frigorífico en envase perforado. Admite congelación previa escaldado.
-Cocinar al vapor para conservar mejor sus propiedades.

COLIFLOR: de NOVIEMBRE a ABRIL.
-Muy buena fuente de ÁCIDO FÓLICO, FIBRA, MINERALES y ANTIOXIDANTES.
-Ideal para mujeres embarazadas.
-Conservar en frigorífico en envase perforado.
-Admite congelación durante meses, aunque hay que hay que separarla en ramilletes escaldados.
-Cocinar al vapor para conservar mejor sus propiedades.

ROMANESCU: de NOVIEMBRE a ABRIL.
-Híbrido entre Brócoli y Coliflor, acoge las propiedades de los dos.
-De sabor más suave debe cocinarse al vapor o crudo si está tierno.

COLES DE BRUSELAS: de OCTUBRE a FEBRERO.
-Una de las de mayor contenido de PROTEÍNAS. También aporta FIBRA, ÁCIDO FÓLICO y VITAMINA C.
-Conservación en frigorífico con envoltorios perforados.

GRELOS: de NOVIEMBRE a MARZO (Tallos tiernos de los NABOS).
-Ricos en VITAMINA C, PROVITAMINA A y K, MINERALES sobretodo POTASIO.
-Conservación en frigorífico en envoltorio perforado. Se estropean muy rápido.

COL LOMBARDA: de NOVIEMBRE a MARZO.
-El color rojizo intenso de lo da la ANTOCIANINA, un ANTIOXIDANTE.
-Rica en AGUA, ÁCIDO FÓLICO, VITAMINA C y FIBRA.
-Conservación en frigorífico en envase perforado. Se puede escaldar para congelarla.
-Conviene comerla cocinada si no es muy indigesta.

REPOLLO: de SEPTIEMBRE a MARZO.
-Buena fuente de AGUA, ÁCIDO FÓLICO, FIBRA y VITAMINA C.
-Se conserva en frigorífico con envase perforado.
-En Centroeuropa se conserva fermentando sus hojas con sal y vinagre (CHUCRUT).
-Hay que consumirlo hervido pues sus hojas son muy indigestas.

NABOS: de ABRIL a DICIEMBRE.
-Ricos en compuestos azufrados que son muy buenos ANTIOXIDANTES.
-Alto contenido en VITAMINA C.
-Aportan pocos Hidratos de Carbono.
-Puede estar casi un mes en envase perforado y sin demasiada refrigeración.

RÁBANOS: Todo el año.
-Contienen FIBRA, POTASIO, MAGNESIO y VITAMINAS B y C.
-Se consume crudo y eso mantiene más altas las concentraciones de propiedades.
-Son DIURÉTICOS y ANTISÉPTICOS.
-Se conservan poco y hay que comprarlos muy frescos (con hojas brillantes y firmes).

Fuente: chinamedicina.blogspot

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.