Yi Jin Jing, transformación de músculo y tendón (Qi Gong)

YI JIN JING (易筋經)
El Clásico de la Transformación de Músculos y Tendones

El Clásico de la transformación de músculos y tendones enfatiza la postura de entrenamiento, la respiración y la mente. La práctica está basada en la circulación de los 12 canales de acupuntura y vasos concepción y gobernador. Durante la práctica, el Qi fluye libremente a través del cuerpo, ni muy rápido ni muy lento, haciendo que sea una de las formas más estimadas dentro del Qigong. La leyenda cuenta que el Clásic de Transformación de Músuclos y Tendones fue creado por un monje budista indio, Bodhidharma, en el año 19 de la dinastía Wei del Norte (527 DC). Antes de la dinastía Song, la forma era enseñada sólo entre budistas en el Templo Shaolin, y no fue hasta las dinastías Ming y Qing que se hizo cada vez más popular y eventualmente de desarrolló en varios estilos. En chino, es llamada Yi Jin Jing. Yi significa cambio, Jin se refiere a los músculos y tendones, y Jing significa método estandarizado. Por lo tanto, el nombre implica, que el Clásico de Transformación de Músculos y Tendones es un método para transformar los músculos y tendones del cuerpo a través de un entrenamiento específico.

Yi Jin Jing, transformación de músculo y tendón (Qi Gong)

Método de práctica

1. Skanda, el guardián Bodhisattva, ofrece una plegaria

De pie erguido, perfectamente recto.
Sosten los brazons hacia fuera en un círculo frente al pecho.
A medida que el Qi se establece, la mente se hace calma.
Con un corazón puro, la cara se inclina en reverencia [texto original]

POSTURA

1. El pie izquierdo da un paso hacia la izquierda. Con los pies separados el ancho de los hombros, relaja los brazos naturalmente a los lados. Mantén la cabeza erguida, con los ojos semicerrados y mirando hacia adelante. Presiona la lengua contra el paladar. Relaja los hombros, hunde los codos, empuja el pecho, endereza la espalda, contrae el abdomen y suelta las articulaciones de la cadera. Relaja las rodillas, de modo que queden ligeramente flexionadas, y apoya la planta de los pies totalmente en el suelo. Relaja todo el cuerpo y respira naturalmente, con un corazón claro como un espejo y la mente concentrada adentro.

2. Forma las manos en palma Yin y lentamente levántalas (manos mirando hacia abajo) hasta el nivel de los hombros. Cambia a palma Yin-Yang y muévelas hacia el pecho, con las palmas mirándose entre sí y los codos flexionándose lentamente. Los dos pulgares deben tocarse en el punto Shao Shang (P11). Presiona las palmas y los 10 dedos juntos frente al pecho, con los dedos apuntando hacia arriba. Relaja los hombros y hunde los codos.
Nota: Levanta las manos al nivel de los hombros, con las palmas mirando hacia abajo y los dedos apuntando hacia afuera (conocida como palma Yin). Flexiona las muñecas y lleva los dedos hacia arriba en la plama Yin-Yang.

RESPIRACIÓN E INTENCIÓN
Respira naturalmente cuando practiques la primera parte, y usa la respiración abdominal y acumula el Qi en el Dan Tian cuando practiques la segunda. Luego de que el flujo del Qi interno se siente, la mente debería seguir a la respiración, y a medida que inhalas, guiarlo desde la punta de los dedos para entrar a través de la nariz y hundirse en el Dan Tian. Ahora cuando exhalas, el Qi se levanta desde el Dan Tian hacia el pecho y sigue los tres canales Yin del brazo hacia la palma y los dedos.

2. Sostener al demonio que vence la plegaria

Dedos de los pies tocan el piso,
Y manos abiertas al nivel de pecho.
Con una mente pacífica y un Qi calmo,
Párate impasiblemente mirando hacia adelante. [texto original]

POSTURA

Continuando de la postura precedente, lentamente cambia la palma Yin (palma mirando hacia abajo) y abre las manos hacia los lados, de modo que los codos, hombros y muñecas estén alineados en un mismo nivel. Al mismo tiempo, levanta los talones levemente, dejando solo las puntas de los dedos tocando el suelo (practicantes experimentados pueden usar solamente el dedo gordo del pie como soporte). Concentra tu atención hacia adelante, ahueca el pecho y endereza la espalda, contrae el abdomen, relaja las caderas y presiona la lengua contra el paladar superior.
Nota: cuando se levantan los talones, la punta de los dedos de los pies son responsables de mantener el cuerpo equilibrado. Por lo tanto, es mejor separar los dedos antes de levantar los talones.

RESPIRACIÓN E INTENCIÓN

Respira naturalmente y concentra tu mente en el punto Lao Gong (PC8) en la palma y en los dedos de los pies. Practicantes experimentaros pueden adoptar la respiración abdominal y concentrarse en el punto Lao Gong, mientras inhalan, y en el punto Da Dun (H1), cuando exhalan.

3. Las palmas sostienen la puerta del cielo

Mira hacia arriba a medida que las palmas sostienen la Puerta del Cielo.
Agárrate del suelo con los dedos de los pies y endereza el cuerpo.
Sostén la parte superior de cuerpo, piernas y lados erguidos como una planta.
Aprieta los dientes juntos y traba la mandíbula.
Presiona la lengua contra el paladar superior para incrementar la saliva,
Respira por la nariz para calmar el corazón.
Lentamente retorna los puños a su posición original.
Usa fuerza como si estuvieras cargando una carga pesada. [Texto original]

POSTURA

1. Continuando desde la postura previa, lentamente levanta las manos girándolas hacia arriba mientras cambias de palma Yin a palma Yang, con la palma mirando hacia arriba y las puntas de los dedos mirándose sobre la cabeza, como sosteniendo el cielo (5 cm separado de la línea anterior del pelo). Al mismo tiempo, levanta los dos talones y sepáralos ligeramente, con dedos de los pies tocando el piso. Cierra punto de almacén del Yin (Hui Yin, Ren1) en el perineo y abre el punto Hui Yang (V35) en el canal de la vejiga al nivel de la punta del coxis. Aprieta los dientes juntos, con la lengua contra el paladar superior. Concentra la visión interiormente, mirando a través de la puerta del cielo entre las dos manos.

2. Aprieta los puños y lentamente baja los brazos a lo largo de la trayectoria ascendente para volver a la postura “Sostener al demonio que vence la plegaria”.

RESPIRACIÓN E INTENCIÓN

Comienza inhalando a través de la nariz y exhalando a través de la boca, luego inhala y exhala a través de la nariz. Acumula Qi en el Dan Tian y continúa respirando de manera sutil, pareja, prolongada, lenta y continua. Mientras inhalas, concentra la mente en el Dan Tian, y mientras exhalas, lentamente lleva la atención al espacio entre las palmas. Cuando el flujo del Qi se sienta, deja que la mente siga su circulación.

4. Coger las estrellas y luego el cucharón

Con una mano sostén el cielo con la palma sobre la cabeza.
Los ojos se concentran en la palma.
Inhala por la nariz y exhala por la boca.
Con esfuerzo, mueve la mirada de izquierda a derecha. [texto original]

POSTURA

1. Continuando desde la postura precedente, levanta la mano derecha lentamente hacia el lado superior derecho a una distancia de un puño desde la frente. Al mismo tiempo, baja la mano izquierda y gírala hasta descansar el dorso de la mano en el punto Yao Yan derecho. Concéntrate interiormente en el punto Lao Gong derecho.

2. Levanta la mano izquierda, baja la mano derecha, y descansa el dorso en el punto Yao Yan derecho. Concéntrate interiormente en el punto Lao Gong izquierdo.

RESPIRACIÓN E INTENCIÓN

Inhala por la nariz y exhala por la boca, con un rítmo estable y parejo. Concentra tu atención en el punto Lao Gong de la mano levantada y conéctala en una línea de Qi con los ojos y el punto Lao Gong exterior de la mano presionando contra el Yao Yan. El Yao Yan debería contraerse y expandirse con la inhalación y exhalación de la respiración.
Nota: concentra en el punto Lao Gong interior mientras exhalas y en el punto Lao Gong exterior de la mano en la posición inferior cuando inhalas. Imagina que los puntos Lao Gong interior y exterior, los ojos y el Yao Yang se expanden y contraen con el ritmo de la respiración.

5. Arrastrar nueve colas de buey hacia atrás

Mantén una postura de reverencia con la pierna de adelante flexionada y la de atrás estirada.
Circula el Qi en el abdomen, abierto y relajado.
Concentra la mente en los hombros.
las manos forman puños de lucha. [Texto original]

POSTURA

1. Continuando desde la postura precedente, separar la mano derecha de Yao Yan, permitiendo que caiga ligeramente, y luego transformarla en palma Yin. Ahora girarla hacia arriba hasta el lado frontal derecho hasta que este al nivel del hombro. Los cinco dedos se juntan para formar una “mano de lucha” , con la muñeca flexionada, los dedos apuntando hacia arriba y hacia afuera, y la fuerza acumulada en el inferior de la manga. Al mismo tiempo, mueve la pierna derecha hacia adelante y endereza la izquierda detrás para formar una postura de arco y flecha. Mientras tanto, baja la mano izquierda y gírala hacia atrás, formando un ángulo de 15º con la pierna izquierda. La mano derecha se sostiene al nivel de la frente.

2. Cambia a una postura de arco y flecha izquierda. Mientras tanto, vuelve la mano izquierda y gírala hacia el lado frontal izquierdo. Ahora retira la mano derecha y extiéndela hacia el lado trasero derecho. Los puntos clave de los movimientos son los mismos anteriormente dichos.

RESPIRACIÓN E INTENCIÓN

Inhala por nariz y exhale por boca. Imagina ambas manos tirando juntas en una misma línea, como si arrastraras una vaca hacia atrás por su cola. Mientras inhalas, concéntrate en la mano extendida y tírala hacia atrás; mientras exhalas, concéntrate en la mano estirada atrás y tírala hacia adelante. Usa el Qi del Dan Tian para propulsar tus movimientos de apertura y cierre. Las partes del cuerpo –piernas, cintura, espalda, hombros y codos- vibran en conjunto con el ritmo de tirar hacia atrás y hacia adelante. Repite el movimiento 3-5 veces.

6. Desenvainar las garras y desplegar las alas

Mantente erguido con los ojos brillantes.
Abre la ventana y mira la luna naciente.
Aplana las montañas para ver la marea elevarse.
Repite siete veces en harmonía con la respiración. [Texto original]

POSTURA

1. Continuando desde la postura precedente, a medida que la mano de adelante tira hacia atrás, retira la pierna delantera, junta los pies y retira las manos. Pon las palmas hacia arriba, mirando hacia afuera, para formar la “palma que empuja las montañas” en frente del pecho.

2. Lentamente empuja las manos hacia adelante. Al principio, empuja como si abrieras una ventana y cuando los hombros, codos y muñecas están alineados en el mismo nivel, separa los dedos con fuerza. Mantén el cuerpo derecho, sosteniendo la respiración, abre bien los ojos y mira hacia adelante sin pestañear. Concentra la mente y lleva la atención a las dos palmas.

3. Lentamente arrastra las manos hacia atrás al pecho y repite el movimiento siete veces.
Nota: Mientras empujas las manos hacia adelante, lentamente separa los dedos, manteniéndolos elevados hasta que sientas un calor y hormigueo. Ahora a medida que arrastras las palmas hacia atrás hasta el pecho, los dedos naturalmente se juntan.

RESPIRACIÓN E INTENCIÓN

Inhala por nariz y exhala por boca. Mientras exhalas, empuja hacia adelante con las manos, y cuando están en frente tuyo, mantén la respiración un momento. Empuja levemente al principio y luego incremente la fuerza a medida que alcanzas el final, como si intentaras aplanar una montaña. Ahora inhala, trayendo las manos hacia atrás y concentrándote en el espacio entre las palmas.

7. Nueve fantasmas desenvainan sus sables

Lleva la cabeza al costado y flexiona el antebrazo.
Envuelve la cabeza y tira de la oreja.
Abre la axila derecha,
Y cierra la izquierda fuertemente.
Mece la cabeza con la mano derecha,
Mientras la izquierda presiona contra el omóplato.
Repite en ambos lados,
Y endereza la parte superior del cuerpo como escalando. [Texto original]

POSTURA

1. Continuando desde la postura precedente, levanta la mano derecha hacia adelante y gírala hacia la parte de atrás de la cabeza. Descansa la palma en el occipucio, o la “Puerta de la Almohada de Jade”. Usando el dedo índice, medio y anular, levemente exprime y tira del punto Tian Cheng izquierdo, ubicado en el ápex del oído izquierdo, donde se forma el hélix. Manten el codo y hombro en el mismo nivel y la axila derecha abierta. Gira la mano izquierda hacia la izquierda, luego presiona el brazo y mano izquierdos fuertemente contra el área de la escápula.

2. Baja la mano derecha, gírala y descánsala detrás del área de la escápula. Al mismo tiempo, levanta la mano izquierda hasta el occipucio y descansa la palma en la Puerta del Almohadón de Jade. Suavemente tira de la oreja derecha con la axila izquierda abierta y la derecha cerrada.

RESPIRACIÓN E INTENCIÓN

Inhala y exhala por nariz. Mientras inhalas, concéntrate en el codo del brazo que ha envuelto la cabeza y está tirando de la oreja. La cabeza y cuello deberían moverse en respuesta a cada tirón. Mientras exhalas, concéntrate en el punto Lao Gong exterior de la mano que presiona la espalda y acumula Qi en el Dan Tian. Repite los movimientos 6-7 veces.

8. Golpea el suelo tres veces

Presiona la lengua contra el paladar superior.
Mantén los ojos abiertos y los tientes fuertemente apretados.
Abre tus piernas y mantén una postura de caballo.
Ambas manos se presionan y agarran.
Lleva las palmas hacia arriba
Como si llevaras una carga pesada.
Inhala por la nariz y exhala por la boca.
Golpea con los pies, pero no dejes que se tuerzan. [Texto original]

POSTURA

1. Continuando desde la postura precedente, abra los brazos hacia afuera hasta que los hombros, codos y muñecas están horizontalmente alineados, con las palmas mirando hacia abajo. Al mismo tiempo, toma un largo paso hacia el costado con el pie izquierdo, de modo que ambos pies estén a 25 Cun de separación (dependiendo de la altura, el ancho puede ser levemente más amplio o angosto).

2. Lentamente flexiona las rodillas a una postura de caballo. Ahora relaja el pecho, endereza la espalda y mantén los muslos en un ángulo de 90º con las piernas. A medida que te agachas, baja las dos palmas Yin y presiónalas hacia abajo hasta el nivel de las rodillas. Mueve lentamente, de forma estable y con fuerza, con la lengua contra el paladar y los ojos bien abiertos.

3. Gira las palmas presionando hacia abajo a palmas Yang, como si sostuvieras una carga pesada, y levántalas hasta el nivel del pecho, mientras enderezas las piernas. Repite los movimientos 3-5 veces.

RESPIRACIÓN E INTENCIÓN

Inhala por nariz y exhala por boca. Presiona hacia abajo mientras exhalas y muévete hacia arriba cuando inhalas. Acumula Qi en el Dan Tian y concentra la mente en las dos palmas, como si sostuvieras una carga pesada.

9. El dragón verde busca con las garras

El dragón verde busca con las garras,
Moviendo la pata izquierda delante de la derecha.
La palma izquierda gira
Y forma un puño que descansa en el flanco.
Levanta la garra derecha para destapar el punto Yun Men,
Mientras el Qi rodea los hombros y la espalda.
Tuerce la cintura y abdomen.
Regula la respiración a un suspiro sutil,
Y el tigre y el dragón serán domados. [Texto original]

POSTURA

1. Continúa desde la postura precedente, arrastra el pie izquierdo hacia el derecho hasta que los dos pies están separados el ancho de los hombros.

2. Lleva las palmas hacia abajo para formar una palma Yin “garra de búsqueda del dragón” (con las últimas articulaciones de las falanges flexionadas y las palmas vacías y redondas). Gira la cintura hacia atrás, siguiendo el movimiento del codo. Al mismo tiempo, lleva la palma derecha hacia abajo para formar una palma Yin “garra de búsqueda del dragón”. Siguiendo el movimiento hacia atrás de la palma izquierda, con fuerza mueve la palma derecha hacia la izquierda, como si buscaras con las garras. Abre los puntos Qi Men (H14) izquierdo y Yun Men (P2) y cierra los derechos. Mientras tuerces la parte superior del cuerpo, trae la palma izquierda y mueve la palma derecha hacia la izquierda (buscando). Relájate completamente de modo que el canal Dai Mai pueda hacerse flexible como la seda, con relajación y tensión en un equilibrio adecuado.

3. Luego de practicar la garra buscadora izquierda, trae la mano izquierda hacia atrás y cambia a la derecha. Mientras practicas las garras izquierda y derecha, pronuncia el sonido XU y gira la cabeza en la dirección de la mano que “busca”.

RESPIRACIÓN E INTENCIÓN

Inhala por nariz y exhala por boca. A medida que inhalas, retira o “busca” con la mano en la derecha o la izquierda, y lentamente envía el Qi al Dan Tian. Al final de la búsqueda o retirada, exhala, pronunciando el sonido XU, y levemente flexiona las últimas articulaciones de los dedos. Concentra la mente en las dos palmas.

10. El tigre agazapado se lanza sobre el alimento

Baja con los pies separados y la parte superior del cuerpo inclinada hacia adelante.
Flexiona la rodilla izquierda y endereza la derecha.
Con la cabeza sostenida en alto, estírate hacia adelante.
Baja la cabeza y levanta la cadera.
Torna la respiración pareja y continua.
Sostén el cuerpo con los dedos en el suelo,
Dejando que la parte inferior del cuerpo se huna hacia abajo,
Y luego levántate otra vez y mantente erguido. [Texto original]

POSTURA

1. Continuando desde la postura precedente, levanta el pie derecho y da un paso hacia adelante y hacia la derecha para formar una postura de arco y fleche, con la derecha flexionada y la izquierda derecha. Al mismo tiempo, las manos se estiran hacia adelante, y las puntas de los dedos tocan el suelo, con las palmas suspendidas (los principiantes pueden hacer contacto con la palma entera) y la cabeza ligeramente elevada.

2. Trae el pie de adelante y coloca el dorso en el talón del pie de atrás. Inclina el cuerpo hacia adelante en un movimiento de remo, y luego otra vez, lentamente trae la cadera hacia atrás, manteniendo el nivel de los ojos. Relaja la cintura, como un tigre a punto de lanzarse sobre su presa.

3. Levanta la cabeza y mantén el pecho bajo (como a 4 Cun desde el suelo). Mueve la cabeza, cintura, caderas y cuatro extremidades en una onda que avanza, o un tigre apunto de lanzarse sobre su presa. Los ojos deberían mirar hacia adelante. Cuando los brazos están perpendiculares al suelo, detén el movimiento del pecho por un momento, y luego regresa a la posición inicial. Repite los movimientos de 3 a 5 veces, y luego continúa con la postura de arco y flecha derecha.

4. Levántate luego de completar el movimiento y cambia a una postura de arco y flecha izquierda, con la pierna izquierda flexionada y la derecha estirada. Repite como antes el mismo número de veces. Luego de continuar con la postura de arco y flecha original, cambia a una postura centrada de caballo, con los pies separados un ancho de hombros.

RESPIRACIÓN E INTENCIÓN

Inhala por nariz y exhala por boca. Con las manos presionando contra el suelo, respire de forma pareja y continua, mientras asumes la postura de arco y flecha. Inhala a medida que el cuerpo se eleva o va hacia atrás; exhala a medida que el cuerpo baja o va hacia adelante. Concéntrate hacia adelante intensamente, como si saltaras sobre una presa.

11. Inclinarse hacia adelante y golpear el tambor

Sostén la parte de atrás de la cabeza con las palmas,
Y flexiona la cintura hasta que la cabeza alcance las rodillas.
Deja que la cabeza caiga debajo de los muslos.
Cierra la boca y firmemente aprieta los dientes,
Con la lengua presionando contra el paladar superior.
Flexiona y levanta los codos al nivel de los hombros,
Mientras presionas las palmas contra las orejas para golpear el tambor celestial,
Y los sonidos de una orquesta completa se producen. [Texto original]

POSTURA

1. Continuando desde la postura anterior, mantente erecto con los pies separados un ancho de hombros en preparación para la práctica.

2. Sostén la cabeza con las manos, las palmas presionando contra las orejas, con la punta de los dedos medios ligeramente tocándose y las yemas de los dedos cubriendo el punto Yu Zhen. Flexiona y levanta los dos codos al nivel de los hombros. Luego de asumir esta postura, repetidamente golpea la Puerta Yu Zhen con los dedos índice para hacer un sonido de tambor: de ahí el nombre “tocando el tambor celestial”.

3. Luego de golpear el tambor celestial, sostén la cabeza con ambas manos, y baja y flexiona el cuerpo superior hacia adelante. Baja la cabeza al espacio entre las piernas todo lo que puedas. Endereza las piernas, relaja la cintura y las caderas, presiona la lengua contra el paladar superior, aprieta los dientes y mira hacia arriba al cielo detrás de ti a través de las piernas.

4. Lentamente endereza el cuerpo para continuar con la postura de pie. Repite los movimientos de golpear el tambor celestial y flexionar el cuerpo hacia debajo de 3 a 5 veces. Luego continua con la postura de pie.
Nota: Flexiona el cuerpo superior hacia adelante lentamente y moderadamente. Las personas con enfermedades cerebro-vasculares deben practicar este ejercicio con precaución.

RESPIRACIÓN E INTENCIÓN

Inhala y exhala por nariz. Respira con la boca ligeramente cerrada mientras flexionas y enderezas el cuerpo. (Practicantes experimentados pueden sostener el aliento mientras enderezan el cuerpo). Concentra la mente en el Dan Tian mientras te flexionas y en las dos palmas cuando te enderezas.

12. Menea la cola y sacude la cabeza

Endereza las rodillas y extiende los brazos.
Presiona las manos contra el suelo.
Abre bien los ojos y sacude la cabeza.
Concentra la mente.
Endereza el cuerpo y golpea el pie.
Endereza los brazos
Siete veces a la izquierda y a la derecha
Cuando tu entrenamiento está completo,
Serás sano y longevo.
Este es el método más elevado. [Texto original]

POSTURA

1. Continuando desde la postura precedente, trae las manos desde atrás de la cabeza y extiéndelas rectas hacia adelante hasta que estén completamente estiradas al nivel de los hombros, con las palmas mirando hacia abajo.

2. Entrelaza los dedos de las dos manos, con las palmas mirando hacia abajo. Mueve las manos hacia el pecho. Cuando están a la distancia de dos puños desde el pecho, flexiona el cuerpo superior hacia adelante y luego lentamente baja las manos hasta el suelo, con las piernas estiradas. Mantén el cuero superior en la misma postura de flexión y empuja hacia adelante, primero la izquierda y después la derecha, rodando la cabeza en la misma dirección que el cuerpo.

3. A medida que enderezas la cintura lentamente, levanta las palmas, relájalas y sepáralas.
Nota: Cuando flexionas el cuerpo superior, procede de acuerdo a tus habilidades. No es un requerimiento estricto que las palmas toquen el suelo. Los individuos con enfermedades cerebro-vasculares deberían practicar este ejercicio con precaución.

RESPIRACIÓN E INTENCIÓN

Respira naturalmente durante este parte. Concéntrate en las palmas cuando las empujas hacia el suelo y en la punta de la nariz cuando te paras derecho.

Movimientos de cierre: Asume la postura de “Las palmas sostienen la puerta del cielo” descripta anteriormente. Empuja las manos hacia adelante en un gesto de sostener las palmas. Levanta los talones y lleva tu peso a la pelota de los pies. Gradualmente lleva las palmas hacia afuera hasta que los hombros, codos y muñecas están alineados, y luego gira las manos hacia los lados y gradualmente tráelas bajo las axilas, con las palmas mirando hacia abajo. Mientras tanto, baja los talones al suelo y levanta la pelota de los pies. Ahora, empuja hacia adelante nuevamente. Repite siete veces. Continua con la postura “Skanda ofrece una plegaria” descripta previamente. Respira naturalmente e imagina tu Qi separándose del universo, acumulándose en tu cuerpo y hundiéndose en el Dan Tian.

cambio

Aplicación

El Clásico de la Transformación de Músculos y Tendones es una de las formas básicas de Qigong que desarrollan la habilidad de mantener la salud y emitir Qi exterior. A través de esta práctica, uno puede vigorizar y activar el movimiento del Qi dentro del cuerpo y mejorar la sensibilidad del Qi y su transmisión externa. No solamente desarrolla el Qi, pero en gran medida incremente la resistencia. Por lo tanto es una forma que ha sido adoptada como entrenamiento básico por doctores de Qigong, masajistas terapéuticos y acupuntores para circular y transmitir el Qi. También es una práctica de sanación para que los ancianos y enfermos remuevan bloqueos de energía en los canales, promover la circulación de Qi y sangre, prevenir enfermedades y mantenerse en forma. Ha sido aplicada clínicamente para tratar neurosis, desórdenes gastrointestinales, enfermedades respiratorias, dolor de articulaciones, problemas en vértebras cervicales y lumbares y atrofia muscular.

Practica una o dos veces al día. Familiarízate con los movimientos primero antes de coordinarlos gradualmente con la respiración y la mente y en última instancia buscar la unidad del cuerpo, mente y respiración. La intensidad del entrenamiento depende en gran medida de la constitución del individuo y debería incrementarse solamente de forma gradual. Para gente mayor y de edad media no se aconseja guiar el Qi hacia arriba o levantar los talones en la práctica para prevenir una alta presión sanguínea, dolores de cabeza, mareos, etc. Es mejor para los practicantes con enfermedades vasculares del corazón o cerebro usar menos fuerza y una intención más mental. Todos los movimientos deberían ser practicados naturalmente y en forma apropiada a las condiciones físicas del individuo.

video

Preguntas para la revisión

1. ¿Cuantas secciones tiene el Clásico de la Transformación de Músculos y Tendones? ¿Cómo se practica cada sección?

2. ¿Cuales son los puntos principales que necesitan atención en la práctica de estas secciones?

3. ¿Por qué es el Clásico de la Transformación de Músculos y Tendones un método básico de entrenamiento para terapeutas de acupuntura y masaje?

Del libro CHINESE MEDICAL QIGONG, Ed. Singing Dragon, 2010 (Traducción propia)

Videos para practicar:

http://www.youtube.com/watch?v=xm4orX0v-mU

http://www.youtube.com/watch?v=sT9ESqjYxgc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.