Acupuntura para la gripe

La dolencia  comúnmente conocida como la gripe es una enfermedad respiratoria muy contagiosa causada por virus. La gripe aparece con más frecuencia en invierno y principios de primavera. Es posible aplicar una acupuntura para la gripe, que dependerá del estado del paciente.

El virus de la gripe se transmite a través de las secreciones respiratorias, al inhalar gotitas en el aire que lo contienen o también tras compartir bebidas o utensilios, o manejar objetos contaminados por una persona infectada. Es por eso que el lavado de manos frecuente y minucioso es una forma para limitar la propagación de la enfermedad.

punto acupuntura 36E

Los síntomas de la gripe comienzan a desarrollarse entre uno y cuatro días después de la infección con el virus.

acupuntura para la gripe

En los estadios iniciales de la enfermedad aparece fiebre alta, dolores de cabeza, escalofríos, mareos, vómitos, náuseas y malestar en general. Pasado este primer periodo comienzan a aparecer nuevos síntomas como la mucosidad, tos seca, dolor de garganta o secreciones nasales.

Tras una semana, éstos comienzan a remitir, a excepción de la tos o el cansancio, que pueden durar aún algún tiempo.

Para la medicina tradicional china los síntomas asociados a la gripe son una evolución de la enfermedad del resfriado. Una vez que el agente patógeno llega al organismo, va atravesando barreras o capas, de ahí que cuando los síntomas son leves se diga que está en la primera capa, también conocida como capa Wei, y cuando  éstos adquieren una mayor virulencia, lo situemos en la segunda capa o capa Qi, a partir de aquí se desarrolla el tratamiento de acupuntura para la gripe.

Tratamiento de acupuntura para la gripe

El tratamiento a aplicar consiste en actuar sobre  la dispersión del frío, la estimulación de la transpiración, la disipación del calor interno y la reducción de los estados febriles.

Puntos de acupuntura para la gripe

Para ello se trabaja sobre una serie de puntos de acupuntura principales y otros secundarios que citamos a continuación:

  • Puntos principales: Dazhui (14DM), Qüchí (11IG), Hegu (4IG) y Zusanli (36E).
  • Puntos secundarios: Fengchi (20VB), Lieque (7P), Neiguan (6MC), Yingxiang (20IG), Taiyang (Extra.), Feishu (13V) y Fenglong (40E).

Metodología de la acupuntura para la fiebre

Durante el período de fiebre alta inicial, se escogen los puntos Dazhui (14DM), Qüchí (11IG), Hegu (4IG)  y se practica el método de estimulación poderosa. Las agujas se mantienen insertadas por un periodo de cinco minutos. Por lo general, con una 1 sesión resulta suficiente.

Hay especialistas que prefieren estimular sólo el punto Dazhui (14DM), pero  en ese caso, han de esperar que la sensación de la punción se extienda hacia abajo. Otra posibilidad alternativa es practicar el método de frescura penetrante y girar la aguja durante un periodo que oscile entre los cinco y los diez minutos.

Si transcurridas cuatro horas de haber realizado estas maniobras la temperatura no desciende, el paciente puede recibir, dentro de las siguientes 24 horas una segunda sesión, en la que habría que trabajar sobre un punto adicional: el Zhiyang (9DM).

Durante la convalecencia  del paciente se continúa actuando, esta vez sobre los puntos Zusanli (36E), Hegu (4IG), Neiguan (6MC), Fengmen (12V) y Feishu (13V).

Lo importante, en cualquier caso, es que si se opta por el tratamiento de un proceso gripal mediante las técnicas de acupuntura,  éste se realice en el periodo inicial de la enfermedad.

 

 Fuente: http://lacupuntura.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *